(Istock)
(Istock)

La desigualdad de oportunidades entre los géneros se refleja en varios ámbitos, entre ellos, en el trabajo: apenas el 30% de la fuerza laboral está conformada por mujeres.

Y las que tienen un empleo sufren diferencias en su salario. De acuerdo a las últimas estadísticas de la Organización Internacional de Trabajo, ellas ganan, en promedio, un 23% menos que ellos.

Poder solucionar esta brecha llevará tiempo, pero la única forma de lograrlo es dando pequeños pasos. El primer paso es visibilizar estas diferencias. Y el segundo es educarse, en especial, en disciplinas donde los recursos humanos escasean.

En este sentido, la asociación Ada ofrece cursos gratuitos y de corta duración para capacitar en programación a mujeres que no cuentan con estudios universitarios ni empleo formal.

Apenas 1 de cada 11 personas que trabajan en Tecnología son mujeres, un rubro donde abundan las oportunidades laborales: cada año quedan vacantes 5.000 puestos en la Argentina.

La última convocatoria fue en diciembre. Aplicaron 263 candidatas y, luego de un proceso de selección que incluyó evaluaciones presenciales de razonamiento lógico y habilidades sociales, 40 fueron elegidas para comenzar con el curso que se iniciará el 7 de marzo.

Quienes estén interesadas en participar de la próxima capacitación, pueden aplicar ingresando aquí. De todos modos, desde la agrupación aclaran que la selección de candidatas recién se iniciará en julio de este año.

La capacitación dura cuatro meses en total. Las clases son de cuatro horas y se dictan cuatro veces por semana (de martes a viernes, de 9 a 13 horas). Los contenidos que se abordan son los siguientes:

Desarrollo web. Se aprenden los lenguajes y las herramientas más utilizadas de desarrollo web front-end (HTML5, CSS3, Javascript, Bootstrap y Github), en una enseñanza basada en proyectos que les permitirá crear aplicaciones e insertarse en la industria.

Desarrollo personal. Se dictarán talleres para reforzar habilidades claves para alcanzar los objetivos y fortalecerse como futuras líderes: trabajo en equipo, liderazgo, habilidades profesionales, autoestima y comunicación.

Al final del curso, y a través de una red de empresas aliadas, Ada conectará a sus egresadas con empleos de calidad dentro de la industria tecnológica en Argentina.

Los salarios de programadores, según datos de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), varían entre 15.500 y 29.500 pesos por mes.

Para cubrir los costos de esta iniciativa (sueldo de los docentes y material educativo), desde la asociación están buscando patrocinadores. Por ahora sólo lograron el apoyo de la empresa Accenture. También sostienen el proyecto a partir de los ingresos que reunen con el trabajo de las integrantes de la fundación.

"En Ada creemos que la verdadera fuerza de cambio en la vida de una persona es el trabajo, por eso también brindamos servicios de desarrollo de aplicaciones web, móviles y de eCommerce para Startups, tarea que nos permite dar trabajo a mujeres y a su vez financiar parte de nuestra formación", subraya dice Celeste Medina, cofundadora y directora de Ada.

A su vez, están juntando fondos a través de financiamiento colectivo (crowdfunding). Quienes quieran sumarse a este proyecto pueden hacer sus aportes ingresando aquí. La campaña finaliza en 14 días.
El objetivo es reunir 256.000 pesos. Por ahora sólo obtuvieron 13.000 pesos.

Se pueden hacer colaboraciones a partir de los 100 pesos y hasta los 10.000 pesos. En cada caso se recibirá algo a cambio del aporte, que va desde una mención en la página del proyecto, informe del impacto de la iniciativa, capacitación y hasta el desarrollo de una página web.

"Somos un emprendimiento social que capacita en programación a mujeres sin acceso a la universidad y/o sin empleo o con un empleo informal y luego las conecta con oportunidades laborales en empresas tecnológicas", concluye Medina.

Ada, cuyo nombre surge en honor a Ada Lovelace, la primera programadora del mundo, fue reconocida por Google y el Anita Borg Institute of Technology (referente global en género y tecnología).

También participó de un Programa de Aceleración del Departamento de Estado y la agrupación fue convocada para participar de un encuentro organizado por la Unesco en Canadá, entre el 6 y 10 de marzo, donde hablarán sobre su trabajo de formación para mujeres.

LEA MÁS: