(Amazon)

Amazon presentó Amazon Go, una línea de supermercados donde no hay cajeros, ni cajas ni colas de espera. Sólo basta ingresar, elegir el producto deseado y salir.

¿Cómo funciona? El usuario avisa que llegó por medio de una app. Así, saca el smartphone y escanea el QR en los molinetes que están en la entrada.

Una vez adentro, va eligiendo los productos que quiere comprar. El mercado cuenta con sensores que identifican los elementos que se toman de las góndolas y los añade al carrito virtual del usuario.

Incluso puede detectar si el cliente decide devolver el producto para quitarlo de la lista de elementos a cobrar.

La compra luego se agrega a la cuenta y se cobra, automáticamente, cuando el cliente sale. El usuario recibe una factura online que puede ver desde su cuenta de Amazon.

"Todo lo que necesitas para venir a comprar es una cuenta en Amazon, un smartphone compatible y la aplicación de Amazon Go", explica la compañía desde su página web.

Detrás de este desarrollo hay visión computarizada, deep learning y sensores similares a los que se emplean en los vehículos autónomos.

Esta opción, por ahora, sólo estará disponible en un comercio en Seattle, a partir de los primeros meses de 2017, pero luego la idea es expandir el servicio a otras tiendas.

El lugar tendrá 550 metros cuadrados, y se podrá comprar todo tipo de productos básicos como lácteos, embutidos y snacks, además de comidas preparadas.

El objetivo, según explica la compañía, es reducir el tiempo de espera, acelerar los procesos y así mejorar la experiencia del usuario.

LEA MÁS: