(shutterstock)
(shutterstock)

Vulnerar la privacidad de una empresa y encima recibir un premio por eso. Definitivamente es el sueño de todo hacker. Una vez más, los niños (y no tanto) malos son convocados por una empresa para que detecten problemas en sus sistemas.

Esta vez se trata de Apple, que anunció que les pagará entre 25.000 y 200.000 dólares a quienes logran identificar problemas de seguridad en sus productos.

De este modo, el gigante de Cupertino prueba, por primera vez, una estrategia que ya vienen usando hace años Microsoft y Google para lidiar con la vulnerabilidad en sus sistemas.

El anuncio se hizo en el evento Black Hat 2016. Allí, Ivan Krstic, encargado de la seguridad de la compañía, destacó las rigurosas normas vigentes en la empresa y, a su vez, anunció el premio que recibirán aquellos que descubran fallas.

La empresa de la manzana seleccionará a un grupo de especialistas en seguridad informática para que encaren este desafío. De todos modos, es una convocatoria abierta, así que quienes no se encuentren dentro del selecto equipo, de todos modos, pueden contactarse con la compañía en caso de que encuentren algún inconveniente, para reclamar la recompensa económica.

Los hackers tendrán la opción de donar ese dinero, si así lo desearan.

Una vez que el problema sea reportado, los especialistas de Apple deberán solucionarlo y recién ahí se publicará la información. Está claro que es una medida de precaución para no dejar expuestos a los usuarios.

La idea de esta iniciativa no solo es mejorar la seguridad del sistema, sino también incentivar a los hackers para que encuentren diferentes alternativas para hacer dinero, y reducir, así, el chantaje cibernético.