Si bien el desempleo toca a casi todos los grupos, si hay uno que sale casi indemne es el de la tecnología. En esa industria hay, en promedio, unos 5.000 puestos sin cubrir en el país. Es un sector que no para de crecer y que sigue buscando recursos.

Muchos de los que se dedican al mundo IT (Tecnología de la Información) son Millennials, que abarca, estimativamente, a los nacidos entre 1980 y 1995. Algunos los extienden hasta el 2.000. Más allá de las variaciones que puede haber respecto de qué grupo etario exacto incluye, en líneas generales, es un término que se usa para describir a quienes atravesaron su adolescencia o inicios de la vida adulta en el segundo milenio. Y principalmente se refiere a un estilo de vida y de leer el mundo.

En diálogo con Infobae, Marina Díaz Ibarra, Country Manager para Argentina, Chile y Perú de Mercado Libre, analizó cómo son ellos, qué buscan y qué deberían hacer las empresas dedicadas a la tecnología para retener y cautivar a los grandes talentos. A su vez, compartió su opinión sobre el rol de las mujeres en esta industria y los desafíos que se enfrentan en una posición de liderazgo.

Ibarra comenzó a trabajar en Mercado Libre a fines del año pasado, luego de pasar una década en Estados Unidos donde se desempeñó en Armour y Nike. Es economista egresada de la Universidad Di Tella, hizo una Maestría en Evaluación de Proyectos en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y obtuvo su MBA en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania. Recientemente dio una charla sobre tendencias tecno y e-commerce, en el marco de la Mobile Summit Argentina 2016 organizada por la Asociación Móvil Argentina (AMA).

-Dentro del ámbito en el que vos te desarrollás ¿cuál es la proporción de mujeres haciendo tareas bien técnicas?

-Si mirás Mercado Libre como un todo es 50 y 50. Obviamente tenemos los mismos sesgos en algunas áreas, que son los que sufre la mayoría de la parte de la industria. En la parte de desarrollo de IT hay sustancialmente menos mujeres, pero es una tendencia que esperamos que se pueda revertir en el futuro.

-¿Por qué creés que sucede esto?
-Creo que tiene que ver con ciertos mensajes que se les dan a las chiquitas, cuando están creciendo, están desarrollándose y comenzando a generar sus intereses. En términos de las elecciones que hacen en sus carreras, estos sesgos las alejan un poco de las ciencias duras como la ingeniería. Tenemos que preguntarnos todos, como sociedad, qué es lo que estamos haciendo todo para que las nenas en edad de desarrollo pierdan interés, por un lado, en las posiciones de liderazgo y, por otro, en las ciencias duras y las tecnologías.

-Dentro de tecnología te escuché decir que faltan recursos, ¿es así?
-Es una industria donde, en general, la tasa de desempleo es prácticamente cero. En términos de desarrolladores estamos constantemente buscando gente. Estamos continuamente poniendo en práctica políticas de reclutamiento y de retención del talento proque se una industria en franco crecimiento y que requiere muchos recursos. Y a veces los recursos que generan las universidades no son los suficientes.

-¿Hay algún sector donde se buscan más desarrolladores?
-En términos generales, en todas las áreas de desarrollo se buscan ingenieros y desarrolladores. Hoy está muy en boga lo que se mobile. El 50% de nuestro tráfico es mobile y un tercio de las transacciones son por esa vía. Creemos que la industria se está moviendo en esa dirección. Pero en todas las áreas hay carencias.

-Muchos de los que entran al sector son Millennials, ¿qué buscan ellos?
-Mucha de esta población está integrada por Millennials. La edad promedio en Mercado libre es de 28 años. Los Millennials buscan flexibilidad en su trabajo. Esto de tener que llegar a las 8 de la mañana e irte a las 5 de la tarde, aunque tu proyecto ya haya terminado no existe más. Tener que estar en la oficina cierta cantidad de horas lo rechazan porque no es genuino ni auténtico y lo rechazan como todo lo que no es genuino o auténtico. La flexibilidad está buena y que las empresas se la puedan dar es importante. Que puedan trabajar desde su casa, un Starbucks o la oficina y el desarrollo esté bueno no importa donde estén. Lo segundo es la horizontalidad, que tiene que ver con el tipo de liderazgo. Hoy el líder gris que llega y da directivas y no consulta cuál es la visión del grupo no va más. Hoy se buscan más líderes inspiradores, motivadores. Si bien suena a cliché, es verdad que buscan alguien que se arremangue y trabaje con ellos. El líder es simplemente quien mide los resultados del proyecto, pero ya no es un personaje subido al pedestal, allá lejos. Y la tercer cosa, que es lo más importante de todo y que habla del cambio de conciencia de una generación a otra, es que buscan empresas con un propósito, que tengan un impacto positivo en el medio en el que operan. En Mercado Libre tenemos un montón de programas de responsabilidad social que son impactantes e increíbles. Y el motivo por el que muchos de nosotros vamos a trabajar contentos.

-Más allá de esta experiencia que me contás en Mercado Libre, esto que me decís me suena a Disneylandia. No creo que sea la mayoría de los casos en Argentina. ¿Cuánto nos falta para que esto sea habitual y no un caso en un millón?
-Creo que las compañías se empiezan a dar cuenta de que, como se dice en Estados Unidos, no es algo que es nice to have sino un have to have. No es algo que es lindo tener sino que es algo que tenés que tener, simplemente porque hoy por hoy el recurso escaso es el talento, son las ideas, es la creatividad. Todo lo que es mano de obra pesada es terciarciable, no te va a diferenciar. Cada vez más, las empresas se dan cuenta de que lo que las va a hacer existir el próximo siglo, si es que lograron subsistir, es el talento. Y en esta retención de talento estas tres cosas que te planteé para los Millennials: tener flexibilidad, horizontalidad y un propósito claro y auténtico dentro de la empresa no es electivo.

-¿O sea que decís que está sucediendo?
-Yo creo que está sucediendo

-¿Cómo describirías a un Millennials, más allá de lo que mencionás a nivel laboral?

-Creo que son buscadores. Nuestro nuevo slogan Nunca dejes de buscar está muy basado en la experiencia Millennial. Hicimos un montón de entrevistas, nos conectamos y relacionamos para que fuese válido, para que tuviese consistencia y fuese auténtico. Tenía que salir de la propia voz de los Millennials. Y tenía que salir de lo que es un Millennial hoy, que es gente que cada un tiempo necesita viajar, ya no es un lujo, sino una demanda generacional. Una necesidad prácticamente. Buscan compartir las experiencias en redes sociales, cuál es la nueva tecnología, el próximo desafío y la próxima idea. Es gente que está muchísimo más abierta a hacer emprendimientos, y fallar y volver a buscar. Eso habla "de nunca dejes de buscar". Esa búsqueda infatigable, te diría, de desafíos marca la diferencia entre un Millennial o un generación X o Y, más cortados por la tijera de un empleo estable, una estabilidad más a largo plazo. Y tal vez los desafíos eran los que nos presentaba la vida, pero no íbamos a buscarlo activamente.

-¿Cuánto dura, en promedio, un Millennial en un trabajo?
-No sé en Argentina. En Estados Unidos creo que era 18 meses y cada vez va a ser menos. Parte de las políticas que tenés que desarrollar para Millennials es moverlos cada vez más rápido o darles proyectos que los mantengan motivados. Esto es algo que, como empresa, lo podés capitalizar a tu favor o podés perder un recurso muy valioso.

-Dentro de estos Millennials están las mujeres y me parece bastante esperanzador pensar que si esto es así ahora, quizás en las próximas generaciones las mujeres se van a ver menos limitadas. ¿Cómo lo ves?
-Creo que hay un quiebre de conciencia y no tiene que ver con el género. Creo que hay muchas más mujeres con voz, con ganas de poner sus ideas sobre la mesa que hace 20 o 30 años en todos los ámbitos, eso es innegable. Hay muchas mujeres que decidieron poner voz propia y personal y eso también tiene que ver con la búsqueda constante.