De chico, Paulo del Valle (26) creyó que se dedicaría a la medicina, como toda su familia. Lo intentó. Estudió durante dos años pero se dio cuenta de que no era lo suyo. Quería explorar su lado más creativo. "Así fue que comencé la carrera de diseño de aplicaciones y empecé a sacar fotos con mi teléfono y luego publicarlas en Instagram para mostrar la hermosa ciudad en la que vivo, Río de Janeiro", contó.

Para su sorpresa, en poco tiempo comenzó a ganar cada vez más y más seguidores. Creyó que era hora de aprender un poco más sobre fotografía y se dedicó a capacitarse por su cuenta por medio de libros y tutoriales. Luego se compró una cámara y siguió avanzando con esta pasión que se conviritó en su profesión.

Hoy ya tiene más de 300 mil seguidores en Instagram, y viaja por el mundo sacando fotos. Lo que comenzó como un hobby pasó a ser su fuente laboral. Y como suele suceder cuando se une la pasión con la dedicación, el resultado fue un éxito.

En diálogo con Infobae, durante un taller de fotografía que ofreció en Río de Janeiro, auspiciado por Google, compartió algunos consejos para sacar fotos con los teléfonos celulares.

1. Conocer la cámara
Dónde están los ajustes y cómo configurar el acceso rápido son una de las tantas cosas que se deben explorar cuando uno se enfrenta con el equipo por primera vez. Para conocer los detalles del dispositivo hay que dedicarse a leer, mirar tutoriales y, por supuesto, probar. Nada mejor que poner manos a la obra. Hay varios modelos, por ejemplo, que tienen la opción de activar la cámara por medio de la voz o con un simple movimiento de manos. Son detalles que pueden resultar de utilidad si se quiere captar una imagen de forma espontánea.

2. Limpiar la lente
Es habitual que la lente del celular se encuentre sucia o con marcas de dedos porque el teléfono se lleva con uno a todos lados y se apoya en cualquier sitio. Por eso es fundamental recordar que antes de hacer una foto hay que limpiar la lente, tal como se haría con cualquier cámara de fotos.

Ciudad de Petras en Jordania (Instagram: Paulo del Valle)
Ciudad de Petras en Jordania (Instagram: Paulo del Valle)

3. Hacer un buen encuadre

En la mayoría de los modelos de celulares se puede activar la cuadrícula de encuadre que divide la pantalla en 9 partes imaginarias. Esto sirve para entender dónde posicionar el objeto, detalle del paisaje o persona que se quiera destacar.
Si se va a tomar un retrato, lo ideal es que la persona no esté totalmente en el centro, siempre es mejor que se encuentre hacia alguno de los laterales para dar aire a la composición. Hay una regla que dice que hay que ubicar el objeto de atención en el tercio superior, pero esto puede variar.

Campos do Jordão, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)
Campos do Jordão, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)

4. Alinear el horizonte
Mantener el horizonte recto es una de las reglas más básicas de composición en la fotografía. Para que esto ocurra, tener la cuadrícula activada será muy útil también porque así se podrá ver si el cielo, o el mar, por ejemplo, está recto y no torcido.

Rio de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)
Rio de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)

5. Encontrar la hora mágica del día
Gran parte de la belleza de la fotografía está dada por la composición. Y la hora en que se haga el retrato no es menor, ya que afectará la luz y los colores que se reflejan en la toma. Por eso, es bueno tener en cuenta que el mejor horario para sacar fotos es dos horas después del amanecer o dos horas antes del atardecer.

Kobe, Japón (Instagram: Paulo del Valle)
Kobe, Japón (Instagram: Paulo del Valle)

6. Descubrir la luz adecuada
La iluminación contribuye a dar definición a las imágenes. Muchos celulares tienen una opción manual que permite ajustar el ISO, por ejemplo. También cuentan con configuraciones automáticas según el horario del día en que se esté haciendo la fotografía (opciones para luz baja, etc).

Toma desde el Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)
Toma desde el Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)

7. No abusar de la opción HDR

Es una función muy popular pero pocos saben cómo usarla de manera adecuada. Se trata del HDR, que significa Alto Rango Dinámico. Esto permite que haya el mayor nivel de exposición en todas las zonas de la imagen.
Puede resultar muy útil cuando se quiere sacar una foto y se tiene el sol en contra, pero si se emplea siempre el resultado puede ser muy artificial.
Hay que tener en cuenta que el HDR fusiona varias imágenes en una sola, por eso es fundamental que el dispositivo esté estable mientras se hace la toma.

Jardín Botánico en Río de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)
Jardín Botánico en Río de Janeiro, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)

8. Crear en libertad
Una de las cosas más interesantes en fotografía es darle rienda suelta a la imaginación. Por eso, una vez que se conocen las reglas, uno puede torcerlas un poco para lograr resultados sorprendentes. Se puede, por ejemplo, sacar la imagen de modo tal que un monumento parezca torcido o bien jugar con los colores.

Sesc Vila Mariana, San Pablo, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)
Sesc Vila Mariana, San Pablo, Brasil (Instagram: Paulo del Valle)

9. Herramientas de edición
Gran parte de lo que no haya salido bien al tomar la foto original se podrá corregir durante el proceso de edición. Existen varias herramientas para esto. Snapseed de Google, por ejemplo, es una aplicación (disponible para Android y iOS) que se puede bajar de manera gratuita y tiene gran cantidad de funciones. Permite alinear automáticamente las fotos, hacer recortes, sumar filtros y recuadros, ajustar el brillo, intensidad de los colores o la luz. Además, es posible borrar, literalmente con un dedo, detalles que queramos eliminar de la foto como una silla fuera de lugar, por ejemplo.

Foto de Central Park, en Nueva York, tomada con filtro infrarrojo (Instagram: Paulo del Valle)
Foto de Central Park, en Nueva York, tomada con filtro infrarrojo (Instagram: Paulo del Valle)