El pasado 2 de abril fue una conmemoración distinta para muchos de los familiares de caídos en Malvinas. Desde que se puso en marcha el Plan Proyecto Humanitario por parte de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación ya son 112 los soldados que fueron identificados.

Con el reconocimiento de 10 cuerpos más ya no quedarán soldados argentines "conocidos solo por Dios". Sus padres, hermanos, hijos y amigos tendrán una tumba correcta en la que dejar una flor, banderas, fotos, rosarios o cartas.

La periodista Mónica Gutiérrez viajó a Malvinas junto a los familiares de los soldados caídos en plena Guerra, en el marco del Plan Proyecto Humanitario Malvinas, que permitió identificar 112 combatientes hasta el momento

El Plan Proyecto Humanitario Malvinas es una misión especial en la que el Estado se comprometió con toda la sociedad para identificar a los héroes de Malvinas que se encuentran enterrados en el Cementerio de Darwin.

El pasado 13 de marzo fueron 65 los familiares que viajaron para homenajear a los nuevos soldados identificados.

Mónica Gutiérrez viajó con ellos. Aunque se trataba de una cobertura periodística para el canal en el que la conductora se desempeña, el viaje tuvo un gran impacto emocional en ella.

Guillermo Andino y Carolina Prat escuchan atentamente el relato de la periodista
Guillermo Andino y Carolina Prat escuchan atentamente el relato de la periodista

"Volví muy cargada de emociones. Nuestro trabajo tiene una cosa central que lo enriquece y que es la posibilidad de vivir experiencias. Uno debe ponderar más que la valoración de los bienes la acumulación de experiencias. Aun con cosas que son tristes, conmovedoras y movilizantes como este viaje", reflexiona la periodista.

El vuelo que la llevaría a vivir semejante experiencia partió desde Ezeiza a las cuatro de la mañana y la dejaría en Mount Pleasant dos horas y cuarenta minutos. Ni ella ni los 165 pasajeros que la acompañaban habían pegado un ojo. Cansada y conmovida arribó a la Isla Soledad en donde el frío y los rayos del sol recibían a los silenciosos visitantes.

“Todo esto fue in gran logro del equipo antropológico forense argentino”, remarcó Mónica
“Todo esto fue in gran logro del equipo antropológico forense argentino”, remarcó Mónica

Gutiérrez reconoce en esta tarea un gran logro colectivo y solidario. "Todo esto fue un gran trabajo del equipo antropología forense argentino, que es un lujo que tenemos, con todo el apoyo de la Secretaria de Derechos Humanos y el auspicio de muchos particulares. Todos pusieron mucho empeño personal para recuperar las identidades y poder cerrar los duelos. Por eso es tan importante decir que se trata de un viaje humanitario", plantea emocionada.

“Comprendí la importancia que tiene para un duelo la materialidad de la muerte. El saber qué pasó y el saber que debajo de una determinada piedra se encuentra el cuerpo de esa persona que uno quiso”, dijo la periodista

Su viaje, desde lo laboral, posiblemente pase al listado de viajes y experiencias importantes que una periodista de la trayectoria de Gutiérrez puede acumular. Pero confiesa que desde lo enteramente humano, recorrer las islas 37 años después de la guerra junto a familiares que por primera vez se encontraban con una tumba en la que llorar, fue absolutamente edificante. "Lo que comprendí muy profundamente es la importancia que tiene para un duelo la materialidad de la muerte. El saber qué pasó y el saber que debajo de una determinada piedra se encuentra el cuerpo de esa persona que uno quiso", observa Gutiérrez.

Ya son 112 los soldados que fueron identificados. Sus tumbas ahora poseen nombre y apellido.
Ya son 112 los soldados que fueron identificados. Sus tumbas ahora poseen nombre y apellido.

En el Cementerio de Darwin, en la Isla Soledad, quedaron ellos. Los héroes de Malvinas disponen de un sitio en el que pueden ser llorados y recordados, 112 de ellos con nombre y apellido.

Los demás aguardan ser reconocidos. Un grupo de antropólogos trabaja denodadamente para eso ocurra y más familiares tengan un lugar en el que venerar a estos héroes. Quizás Mónica Gutiérrez tenga que realizar un tercer viaje para narrar esa gran noticia para los argentinos y el mundo entero.