Condenaron a un ex barra de Newell’s a 11 años de prisión por ordenar un crimen que se cometió “por error” en Rosario

En un juicio abreviado, Emiliano “Jija” Avejera fue sentenciado como instigador de un asesinato ocurrido en 2016

Emiliano “Jija” Avejera, fue sentenciado a 11 años y 6 meses de prisión como instigador de un asesinato que se cometió “por error”, ocurrido en 2016
Emiliano “Jija” Avejera, fue sentenciado a 11 años y 6 meses de prisión como instigador de un asesinato que se cometió “por error”, ocurrido en 2016

Uno de los tres integrantes de una banda criminal de la ciudad santafesina de Rosario, que esta semana comenzó a ser juzgada por seis homicidios y cuatro tentativas, fue condenado a 11 años y medio de prisión por uno de esos hechos mediante un juicio abreviado.

El ex jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys, Emiliano “Jija” Avejera, fue sentenciado a 11 años y 6 meses de prisión como instigador de un asesinato que se cometió “por error”, ocurrido en 2016.

Según informó el Poder Judicial santafesino, Avejera aceptó su culpabilidad en el crimen de Lisandro Javier Fleitas, un hombre asesinado a tiros la noche del 10 de octubre de 2016 cuando circulaba en moto con su pareja y su hijo de seis años.

De acuerdo a la investigación, por pedido de Rubén Ariel “Tubi” Segovia –un narco que estaba preso- Avejera encargó a terceras personas el ataque que tenía como objetivo a Lautaro “Lamparita” Funes, hermano de “El Gordo” Funes. Los investigadores determinaron que Fleitas fue asesinado por “error”, ya que iba en una motocicleta igual a la que usaba Funes.

Tras la condena acordada, Avejera seguirá siendo juzgado en el proceso oral por el asesinato de quien salía de la cárcel santafesina de Piñero tras visitar a sus hermanos Alan y Lautaro, detenidos por asociación ilícita y homicidio, precisaron los voceros judiciales.

Funes fue acribillado a metros del penal, en la intersección de la ruta 14 y la AO12, cuando viajaba junto a su novia, que salió ilesa.

Según informó el fiscal de la Unidad de Homicidios Pablo Pinto, la víctima fue interceptada en esa esquina por una camioneta Ford Eco Sport, que le cortó el paso al llegar a la autopista y al advertir que se trataba de una emboscada, Funes se bajó de su auto marca Audi e intentó huir a pie, pero cayó desplomado a los pocos metros tras ser alcanzado por una ráfaga de balas que según describió la Policía de Investigaciones recogió de la escena del crimen 16 vainas servidas calibre 9 milímetros.

La víctima había sido autorizado para ir a ver a su hermano en un día y un horario no habilitados regularmente para visitas, justamente para evitar que pudiera ser emboscado por los Camino.

Los acusados son además de Avejera, Enrique Adrián “Cable” Solís y José Damián Pucheta, miembros de la banda que lideró el ex jefe de la barrabrava de Newell’s, Roberto “Pimpi” Camino
Los acusados son además de Avejera, Enrique Adrián “Cable” Solís y José Damián Pucheta, miembros de la banda que lideró el ex jefe de la barrabrava de Newell’s, Roberto “Pimpi” Camino

La saga de homicidios y tentativas de asesinatos a los que hace referencia el juicio ocurrieron entre noviembre de 2016 y febrero de 2018, y tuvieron como contexto una violenta disputa narco entre dos clanes familiares del sur de Rosario por la disputa territorial: los Camino y los Funes.

Los acusados son, además de Avejera, Enrique Adrián “Cable” Solís y José Damián Pucheta, miembros de la banda que lideró el ex jefe de la barrabrava de Newell’s, Roberto “Pimpi” Camino, hasta su asesinato en marzo de 2010.

Con diferentes roles e imputaciones, los fiscales Alejandro Ferlazzo, Luis Schiappa Pietra y Ademar Bianchini acusan a los integrantes de ese grupo de seis asesinatos y cuatro intentos que no se concretaron, recordaron voceros de la causa. Entre ellos están los homicidios de los hermanos Ulises y Jonathan “Bam Bam” Funes, asesinados el 7 de enero y el 5 de febrero de 2018, respectivamente.

En el juicio también se vincula el intento de homicidio del padre de ambos, Jorge “Gordo” Funes, ocurrido el 1 de enero del mismo año como parte de la ola de venganzas entre las bandas.

En su primera jornada, el proceso oral pasó a un cuarto intermedio, dictado por los jueces Rafael Coria, Nicolás Foppiani y Patricia Bilotta, frente a la posibilidad de que la defensa de Avejera llegara a un acuerdo con la Fiscalía para firmar un proceso abreviado, lo que finalmente ocurrió.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR