Secuestró y mató a una mujer en Bolivia, se ocultó en Argentina y lo capturaron

Daniel Álvarez Valdivia estaba prófugo desde 2016 por un feroz crimen cometido en la ciudad de Cochabamba con una mujer como víctima. Fue arrestado por la división Interpol de la PFA en el barrio porteño de Balvanera

El detenido será extraditado a Bolivia

Más de cuatro años le tomó a la Justicia de Bolivia dar con el paradero de Daniel Álvarez Valdivia (30), un peligroso delincuente acusado de secuestrar y matar a una mujer en la ciudad de Cochabamba el 18 de abril de 2015 y que gracias a una larga investigación fue detenido ayer en una esquina del barrio porteño de Balvanera, a más de 2600 kilómetros del lugar en el que ejecutó a la víctima.

Según confirmaron fuentes policiales a Infobae, Álvarez Valdivia pertenecía a una banda que realizaba secuestros en Bolivia. De acuerdo a la imputación en su contra, interceptó a su víctima -identificada como Asunta García Giles (54)- la privó de su libertad en la plaza principal de la ciudad de Tarata (departamento de Cochabamba) y posteriormente la asesinó. De acuerdo con la investigación llevada adelante en aquel año, se pudo establecer que el día de la desaparición la víctima mantuvo un encuentro con un matrimonio, que luego de ser indagado por la justicia, admitió que en esa reunión con Asunta en la plaza también había estado presente Álvarez Valdivia.

“El grupo Bersa de bomberos, junto a la División Homicidios, realizaron el levantamiento legal del cadáver, que se encontraría a 9 kilómetros del municipio de Tarata, en una quebrada. El cuerpo sin vida fue trasladado a la morgue del hospital Viedma para su autopsia de ley”, informó ese año el coronel Walter Valda, comandante de la Policía Departamental de Cochabamba, según publicó el diario El País de Bolivia en su versión digital.

El momento de la detención en Balvanera
El momento de la detención en Balvanera

De acuerdo con las crónica de aquel entonces, Asunta fue asesinada de un disparo en la cabeza luego de dirigirse hacia Tarata para en encuentro familiar. Fue en ese marco que la secuestraron y luego la mataron.

Fue así que se les inició a los tres un procedimiento por los delitos de rapto, secuestro y asesinato, según un tribunal boliviano. Sin embargo, durante la investigación para saber si eran efectivamente los autores del violento crimen, el sospechoso se dio a la fuga. A partir de esto, desde diciembre de 2016 y a pedido del juez Público Mixto de Familia de la Niñez y Adolescencia de Cochabamba, Bolivia, Alexei Fernando Orellana Romero, comenzaron las tareas para dar con el paradero del fugitivo y se emitió una orden para su captura internacional. Las sospechas eran que pudiera haber escapado a Perú, Chile o Argentina.

De esta manera y a través de investigaciones realizadas por los miembros de la fuerza federal, se logró establecer que el prófugo se encontraba en el país, tras lo cual pudieron ubicarlo en el barrio porteño de Balvanera.

Según revelaron las fuentes consultadas por este medio, para no despertar sospechas en el prófugo los investigadores de la Policía Federal Argentina (PFA) montaron una discreta vigilancia en la zona, hasta que finalmente lo interceptaron en la intersección de la avenida Pueyrredón y la calle Bartolomé Mitre. El arresto fue llevado adelante por Personal de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones departamento Interpol de la PFA.

Álvarez Valdivia quedó a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 3, a cargo del Daniel Rafecas y la secretaría Nº6 de Adrián Rivera Solari, a la espera de se extraditado a su país de origen.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS