Hoy se realizará la audiencia para definir la situación procesal del esposo de Carolina Píparo

Se iba a efectuar ayer pero los particulares damnificados pidieron estar presentes. Juan Ignacio Buzali está detenido desde el pasado 9 de enero luego que la fiscal le imputó el delito de “doble homicidio en grado de tentativa”

La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata postergó para hoy la audiencia que se iba a realizar ayer para definir la situación procesal de Ignacio Buzali (Aglaplata)
La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata postergó para hoy la audiencia que se iba a realizar ayer para definir la situación procesal de Ignacio Buzali (Aglaplata)

La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata postergó para hoy la audiencia que se iba a realizar ayer para definir la situación procesal de Ignacio Buzali, el marido de la diputada bonaerense Carolina Píparo, detenido por atropellar a dos jóvenes a quienes creyó “motochorros” el 1 de enero pasado.

La decisión, según informaron fuentes judiciales, se adoptó debido al planteo de los particulares damnificados que pidieron estar presentes en la audiencia que se llevará a cabo en los Tribunales penales de esa ciudad este jueves a las 12.

El marido de Píparo está detenido desde el pasado 9 de enero luego que la fiscal Eugenia Di Lorenzo le imputó el delito de “doble homicidio en grado de tentativa” en perjuicio de los dos motociclistas embestidos.

Luego de su detención, la jueza de Garantías Marcela Garmendia rechazó el martes de la semana pasada dos pedidos de excarcelación interpuesto por los abogados de Buzali, por considerar que existían riesgos procesales si el acusado recuperaba la libertad; frente a ello, los abogados defensores Fernando Burlando y Fabián Améndola recurrieron el fallo de la magistrada ante la sala de feria de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata que ahora debe resolver si le otorga la excarcelación o lo mantiene en prisión mientras se desarrolla todo el proceso.

En su declaración indagatoria, Buzali afirmó que “lo que pasó fue un infortunio y un accidente”, que no quiso “lastimar a nadie”, y que al momento del hecho estaba “nervioso, abrumado y temeroso” pero “no enojado ni alcoholizado”.

Para la fiscal Di Lorenzo, Buzali conducía a “toda velocidad” y embistió “de lleno” a las víctimas. Según explico, no se advirtió “ninguna maniobra de esquive”.

Los abogados defensores de Buzali, Fernando Burlando y Fabián Améndola (Aglaplata)
Los abogados defensores de Buzali, Fernando Burlando y Fabián Améndola (Aglaplata)

Carolina Píparo denunció haber sido asaltada por “motochorros” la madrugada del 1 de enero último en la calle 47, entre 15 y 16, de la capital bonaerense, cuando en medio de las celebraciones por el nuevo año se dirigía junto a su esposo a llevar a su suegro a su casa.

De acuerdo a lo dicho por la legisladora, tras ello, y cuando iban a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos “motochorros” que los habían asaltado. Por esa razón, reaccionaron embistiendo a uno de los vehículos en las calles 31 y 28, y luego escaparon del lugar.

Allí, la pareja se alejó en el auto sin asistir a los dos jóvenes, identificados como Luis Lavalle y un adolescente de 17 años, quienes tripulaban la moto y resultaron heridos. Juan Manuel Fontana, abogado del menor, insistió este miércoles en que en los próximos días presentará una denuncia por falso testimonio contra Píparo, que el martes prestó declaración testimonial en la causa.

“Vamos a presentar en los próximos días una denuncia contra Píparo por falso testimonio, dado que mintió en su declaración ante la Justica y por incumplimiento de deberes de funcionaria pública, ya que atropelló con su vehículo y no asistió a la víctima”, dijo a Télam.

El letrado agregó que en la audiencia de ayer, en la que declaró como testigo, Píparo “se mostró nerviosa, confundida y se contradecía, ya que manifestó que fue emboscada por los motociclistas pero los videos en ningún momento muestran lo que ella dijo”.

Seguí leyendo: