Imputaron por violencia de género a un empresario de la noche mendocina

Se trata de Alejandro “Cacano” Cabanillas

Alejandro Cabanillas, el empresario mendocino detenido acusado de violencia de género (elsol.com.ar)
Alejandro Cabanillas, el empresario mendocino detenido acusado de violencia de género (elsol.com.ar)

El empresario de la noche mendocina Alejandro “Cacano” Cabanillas fue imputado por la fiscal de Violencia de Género, Mónica Fernández Poblet, por los delitos de amenazas coactivas, lesiones leves dolosas y abuso sexual simple, agravado por contexto de violencia de género, informaron fuentes judiciales.

La causa se inició el miércoles pasado, cuando una empleada de “Cacano”, de 40 años, logró escapar de una de las propiedades del ahora imputado, ubicada en Chacras de Coria, y en aparente estado de ebriedad pidió auxilio a una vecina para llamar al 911, y aseguró que el empresario la tenía privada de la libertad.

La víctima denunció que en el lugar “hubo una situación de consumo de drogas y alcohol, la cual desembocó en una agresión” por parte de Cabanillas y especificó que había un encuentro con amigos del empresario en la pileta de su casa, “hubo un descontrol por el uso de drogas” y Cabanillas, con otra mujer, la habrían golpeado.

La mujer sostuvo que era empleada del imputado desde hacía cinco meses y, de acuerdo con la información policial, antes tuvo “intenciones de denunciarlo por violencia de género, pero no lo había hecho por miedo a perder su trabajo”.

Cabanillas era el dueño de Cacano Bar, un mítico lugar que estaba ubicado frente la plaza de Chacras de Coria, que gozó de cierto prestigio entre músicos de rock y artistas del under local. En un principio, la Policía concurrió hasta el lugar donde se hizo la denuncia y la mujer supuestamente agredida ya no estaba allí, tras lo cual la comisión policial requisó la vivienda de Cabanillas, pero ya “estaba todo limpio” consignaron los pesquisas.

Más tarde, el caso se viralizó en las redes sociales y un grupo de vecinos del barrio, un lugar residencial y tranquilo, protestó delante de la casa del ahora imputado, ya que eran frecuentes este tipo de “fiestas” que alteraban la paz de la zona. Allí, la empleada se presentó a formular su denuncia y se libró una orden de detención contra Cabanillas y aunque el empresario estuvo dos días prófugo, lograron detenerlo el sábado tras allanar el domicilio de uno de sus hijos.

Primero actuó la fiscal Correccional Gabriela García Cobos, pero la causa fue girada luego a la fiscalía de Fernández Poblet, que entiende en delitos de violencia de género.

El empresario fue detenido el último sábado en la casa de uno de sus hijos
El empresario fue detenido el último sábado en la casa de uno de sus hijos

Meses atrás y también en la provincia de Mendoza un hombre de 33 años fue asesinado por un grupo de vecinos, luego de ser acusado de golpear a su pareja en la casa que compartían.

Un llamado al 911 alertó sobre lo que estaba ocurriendo en la localidad de Las Heras, precisamente en la calle Paso Hondo al 3.200, a solo nueve kilómetros de la capital provincial.

La mujer de 30 años se había comunicado con la policía mendocina para denunciar que estaba siendo víctima de violencia de género. Una vez en la vivienda, los efectivos constataron que el hombre -identificado como Maximiliano Flores- seguía en el lugar y que su actitud era violenta.

Mientras intentaban calmarlo para lograr detenerlo, Flores se abalanzó sobre los policías con el afán de quitarle el arma a uno de ellos. El forcejeo le entregó una situación propicia para escapar, hecho que indignó a los vecinos que se acercaron al lugar para ser testigos de lo que estaba ocurriendo.

Fue este grupo quien observó la situación y no lo dejó escapar. Al intervenir, comenzaron a agredir Flores hasta que quedó tendido en el suelo. La víctima fue trasladada al Hospital Carrillo, donde fue recibido por los médicos de guardia y constataron su muerte a causa de los golpes que recibió.

Seguí leyendo: