Detuvieron a “El Uruguayo”, temible ex barra de Boca: lo acusan de ser el capo de una banda de ladrones que asaltaba empresarios en Recoleta

En 2008, Luis Oscar González López fue acusado de matar a una mujer en un accidente. La Justicia lo volvió a capturar por una serie de robos junto a una banda de viejos cómplices. Sus jugosos botines

ffahsbender@infobae.com
Allanamiento y detención de la banda del Uruguayo

Luis Oscar González López, “El Uruguayo” o “El Mono”, tuvo su esplendor en la barra de Boca Juniors entre los años 2007 y 2009, bajo el ala del fallecido Richard Laluz, uruguayo como él. No era un peleador, quienes lo recuerdan lo definen como un hombre más cerebral.

En abril de 2008 fue acusado de protagonizar un accidente vial que le costó la vida a una mujer en una ruta cercana a Bahía Blanca, mientras viajaban para un partido contra Olimpo. Le encontraron dos pistolas en su Toyota Hilux, una con pedido de secuestro. “El Uruguayo” ya había sido condenado por robo, lo buscaban por hurto, según un artículo de Clarín de aquel entonces. Se le aplicó el derecho de admisión, finalmente. Quedó fuera de la cancha y de La 12 también.

Ahora, “El Uruguayo” volvió a caer.

Un viejo jugador del hampa hoy preso en un penal bonaerense dice: “Hace rato que rota este muchacho. Lo conocí en una banda que estaba por meter un trámite, pero no me subí".

“Trámite” es, básicamente, un eufemismo. Fuentes policiales confirmaron a Infobae que González López, de 50 años, fue detenido por la Policía de la Ciudad en el marco de una causa a cargo del Juzgado N°3 de Alberto Baños y la Fiscalía N°28 del doctor Patricio Lugones. La acusación: ser el líder de una banda dedicada a cometer entraderas, con cómplices de prontuario abultado, hombres veteranos del hampa de más de 50 años de edad cada uno.

Luis Oscar González López, "El Uruguayo".
Luis Oscar González López, "El Uruguayo".

González López fue arrestado junto a cuatro presuntos cómplices tras cuatro ataques, tres de ellos en la zona de Recoleta. La banda, según fuentes del caso, fue reconocida a través del seguimiento de cámaras del Centro de Monitoreo Urbano (CMU), filmaciones privadas y el seguimiento en redes sociales.

El juez Baños ordeneó cinco allanamientos, con objetivos como departamentos en avenida Juan de Garay al 300, también en Avellaneda, Wilde y Villa Domínico, con la colaboración de DDIs de la zona. “El Uruguayo” cayó en Juan de Garay, su domicilio: le encontraron un equipo apto para robos de alto nivel: once destornilladores, una maza de albañil, dos barretas de hierro, un soplete, once pares de guantes y cuatro equipos de control remoto para comunicaciones. Los otros objetivos revelaron otras cosas sugerentes: seis notebooks, cincuenta llaves y una picana eléctrica.

Las acusaciones no solo se trataron de robo, incluyen también la privación ilegítima de sus víctimas, lesiones leves tras golpearlos. González López y su banda no eran simples rateros. La inteligencia previa era evidente, con víctimas de alto perfil y poder adquisitivo. El ataque a mano armada en la calle Uriburu, cometido el 25 de febrero contra un empresario de 83 años, presidente de una reconocida firma de desarrollos inmobiliarios con negocios con marcas globales, resultó en un botín particularmente jugoso: un Toyota Corolla y un Toyota Etios de la pareja, cheques, ocho valijas con joyas y ropa, celulares iPhone y Samsung S7.

Otros robos fueron literalmente de altura. En abril de 2019, la banda asaltó según la acusación en su contra a un empresario de 37 años en su departamento en el piso 12 de un edificio de la calle Levene. El botín fue tan interesante como el anterior: se llevaron 90 mil pesos, 20 mil dólares, 1500 euros, un iPhone XR de 64 gigas de memoria y nuevo en su caja, joyas de la novia de la víctima, relojes Rolex y Longines, chequeras.

La banda desplegó toda su técnica criminal en el robo al empresario de la calle Uriburu. Participaron los cinco, interceptaron a su víctima al verlo bajar del ascensor, cuatro subieron mientras uno quedaba de campana. Fue agónico: el empresario y su mujer fueron privados de su libertad durante seis horas mientras les desvalijaban el domicilio.

Seguí leyendo:

$15 millones en un solo golpe: la caída de Braian y Enrique, los ladrones que asaltaron a un empresario para financiar una mafia de policías


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos