Guillermo Luis Perea, el comisario que fue encontrado muerto.
Guillermo Luis Perea, el comisario que fue encontrado muerto.

Guillermo Luis Perea, comisario inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, fue encontrado muerto este miércoles por la mañana dentro de su camioneta Peugeot Partner en pleno centro de la ciudad de La Plata, según confirmaron fuentes policiales a Infobae. Perea, de 48 años, tenía un disparo en el pecho y, según señalaron a este medio investigadores del caso, todo hace suponer que se trató de un suicidio.

El hallazgo se produjo después de la 10, cerca de la esquina de las calles 13 y 60, en las inmediaciones de la plaza Máximo Paz. De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, Perea se desempañaba dentro de la Superintendencia de Comunicaciones de la fuerza de seguridad bonaerense. En el lugar se hizo presente personal del SAME, que constató el disparo en el pecho. Su cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial platense para la autopsia.

Según las fuentes, el jefe policial –ex pareja de otra comisaria de la fuerza y con domicilio en la capital bonaerense– supuestamente atravesaba problemas intrafamiliares. La investigación quedó a cargo de la UFI 8 del departamento judicial de La Plata, cuyo titular es el fiscal Hugo Tesón. La DDI de La Plata actuó en la escena.

La camioneta Partner en la que fue hallado el comisario (@seguridadprov)
La camioneta Partner en la que fue hallado el comisario (@seguridadprov)

El año pasado, Leonardo Héctor Valdez, comisario inspector de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, fue asesinado una madrugada de junio durante un intento de robo en la localidad bonaerense de Moreno. El efectivo, vestido de civil, fue sorprendido por delincuentes, los enfrentó con su arma Bersa Thunder calibre 9 milímetros y recibió un disparo en el pecho. Horas después murió en el Hospital Provincial Mariano y Luciano de la Vega.

En Merlo, también el año pasado, la oficial de la misma fuerza Claudia Lazarte y sus hijos fueron encontrados muertos en un auto. El hallazgo se produjo en el cruce de Caguazú y Merlo en la zona de Parque San Martín luego de un llamado al 911 de un vecino. La mujer se desempeñaba como numeraria del área de Policía Científica en Castelar y tenía 28 años. En el asiento trasero estaban los cadáveres de los hijos de Claudia, de 4 y 7 años. La investigación permitió establecer que Lazarte mató a sus hijos con su arma reglamentaria y luego se suicidó.

Más atrás en el tiempo también se recuerda el caso del hallazgo de una policía trans y una mujer heridas dentro de un auto. Ocurrió en la localidad de San Martín. Allí, Patricia Aylén Molina Dolezal, una oficial transgénero y su presunta pareja, una joven de 22 años identificada como Victoria Fabro, fueron encontradas con tiros en la sien. Ambas morirían días después. Algunos aseguran que se trató de un pacto suicida y otros, que fue un doble homicidio.

Seguí leyendo: