Un agente de Prefectura, en el Puente Pueyrredón, que une Ciudad de Buenos Aires con el Partido bonaerense de Avellaneda (Maximiliano Luna)
Un agente de Prefectura, en el Puente Pueyrredón, que une Ciudad de Buenos Aires con el Partido bonaerense de Avellaneda (Maximiliano Luna)

En los casi cinco días que lleva activo el decreto presidencial de aislamiento social y obligatorio, desde el viernes 20 hasta la noche del martes 24 de marzo, las fuerzas federales argentinas detuvieron a 2.226 personas, acusadas todas de violar la restricción que busca evitar la propagación de una enfermedad. Es decir, prácticamente 19 personas por hora en todo el país, sólo por acción de los agentes de Policía Federal, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Cuando todo esto pase, los procesos judiciales federales en su contra acusarán a estos ciudadanos de no respetar el artículo 205 del Código Penal y podrían recibir penas de entre seis meses y dos años de prisión.

En las 118 horas que llevaba hasta el último corte hecho por el Ministerio de Seguridad (martes a las 22), la enorme mayoría de estas detenciones -concretamente, el 73,14%- había sido hecha por Gendarmería nacional, dispuesta especialmente en rutas y puntos neurálgicos de los caminos nacionales, como las fronteras. Esta fuerza detuvo a más de la mitad del total: 1.628 personas. Muy por debajo queda el saldo de Prefectura Naval (316), Policía Federal (178) y PSA (104).

Agentes de Gendarmería en la terminal de ómnibus de Mendoza
Agentes de Gendarmería en la terminal de ómnibus de Mendoza

Las personas detenidas son un subgrupo de un total más importante, que son los ciudadanos “notificados” por las fuerzas de seguridad por estar sospechados de incumplir la cuarentena total. Según informó a este medio el Ministerio de Seguridad, 41.346 fueron notificadas por haber sido encontradas en la vía pública durante la vigencia del aislamiento, esto implica 5 notificaciones por minuto. Toda esta gente debía estar en su domicilio y no en la calle cuando fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad.

En este caso, la acción de las fuerzas es más pareja, aunque Gendarmería mantuvo la preponderancia, con el 37,84% de los procedimientos; seguida de Policía Federal, con el 27,13% y Prefectura, con el 20,20%.

Además 106.331 vehículos fueron verificados en estos casi cinco días de cuarentena, de los cuales 600 fueron secuestrados porque sus dueños no pudieron justificar el motivo por el cual circulaban. Llamativamente, la mayoría de las verificaciones las hizo Prefectura (38.750), pero la Policía Federal fue la fuerza que más vehículos retuvo, 316.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

“Tal como lo aseguró el presidente Alberto Fernández, vamos a ser inflexibles con aquellos que estén violando la cuarentena”, advirtió Sabina Frederic, ministra de Seguridad nacional, este miércoles en una conferencia de prensa realziada en la Quinta de Olivos, luego de mantener una reunión con el presidente Alberto Fernández.

El Ministerio de Seguridad conformó el el 17 de marzo el Comando Unificado de Seguridad Covid-19, integrado por el gabinete de esa cartera y delegados de las fuerzas de seguridad, que se ocupa de tramitar todos los pedidos o demandas que llegan a las distintas áreas.

Ese comando recibe las denuncias de la línea 134. De acuerdo con el informe elaborado por el ministerio, en cinco días esa línea recibió 19.383 denuncias. Sólo ayer 24 de marzo, se recepcionaron casi 2.500 llamados, de los cuales un 10 por ciento corresponde a denuncias (por incumplir el aislamiento). "A partir de eso, se realizaron unos 200 operativos para verificar que las personas que vinieron del exterior estén cumpliendo con la cuarentena”, detalló Frederic.

Sabina Frederic y Alberto Fernández, este miércoles en Olivos
Sabina Frederic y Alberto Fernández, este miércoles en Olivos

La ministra y los jefes de las fuerzas federales entregaron este mediodía al presidente Fernández estos resultados. “Estos datos, al Presidente, le resultan muy importantes y dan cuenta del esfuerzo y el compromiso de todas las mujeres y hombres que trabajan en las fuerzas de seguridad”, remarcó la Ministra de Seguridad.

“La reunión fue también muy importante para conversar sobre algunos refuerzos y otras medidas que se van a tomar para que se limite mucho más la circulación de vehículos particulares, en especial en los accesos del área metropolitana”, anunció Frederic, por lo que se espera que en los próximos días haya controles más estrictos, a la par que el Gobierno de la Ciudad dejó solo 13 acceso abiertos para vehículos.

Esto derivó de la observación de los gobiernos nacional y porteño sobre “una mayor afluencia” vehicular que días anteriores. En ese sentido, Frederic adelantó que serán “inflexibles con aquellos que estén violando la cuarentena, que es la forma que el Estado nacional ha encontrado para prevenir la expansión del virus”.

Seguí leyendo: