Tras consumir alcohol y cocaína, la joven sufrió una descompensación que le provocó la muerte
Tras consumir alcohol y cocaína, la joven sufrió una descompensación que le provocó la muerte "por un edema agudo de pulmón e infarto de miocardio”.

Un hombre comenzará a ser juzgado hoy en Bahía Blanca acusado de haber abandonado muerta a una adolescente de 15 años en un hospital de esa ciudad, luego de suministrarle drogas y mantener relaciones sexuales con ella.

Se trata de Luis Nicolás Martínez, a quien el Tribunal Oral Criminal 3 de esa localidad bonaerense, integrado por Daniela Castaño, Eugenio Casas y Eduardo D´Ampaire, juzgará a partir de las 9.30 por “abandono de persona seguido de muerte, estupro y suministro de estupefacientes a una menor para consumo personal, todos en concurso real”.

La víctima del hecho fue Mariana Sol Bruna, cuyo cuerpo fue abandonado en el Hospital Español de Bahía Blanca el 31 de marzo del 2018.

Fuentes judiciales explicaron que Martínez llegará al debate en libertad, ya que fue excarcelado por un juez de Garantías de Bahía Blanca a los pocos días del episodio.

Según la investigación, el 31 de marzo de ese año, entre las 2 y las 7, el ahora acusado “buscó a la menor en su casa, le facilitó cocaína y alcohol y también mantuvo relaciones sexuales” con ella. En ese marco, la joven “sufrió una descompensación que le provocó la muerte por un edema agudo de pulmón e infarto de miocardio”.

"Después de más de dos horas y de recorrer dos centros asistenciales, el hombre dejó a la chica en el Hospital Español de Bahía Blanca y se dio a la fuga”, agregaron los voceros.

La víctima junto a su victimario fueron captados por las cámaras de seguridad.
La víctima junto a su victimario fueron captados por las cámaras de seguridad.

De acuerdo a la acusación que impulsa el fiscal Marcelo Romero Jardín, Martínez dejó el cadáver en el centro asistencial “cerca de las 11 de la mañana”, aunque le muerte databa de “por lo menos tres horas”.

“La joven tuvo un exceso de drogas y alcohol que eran evidentes para cualquier persona aunque no supiera de medicina. Necesitaba atención médica”, expresó el fiscal.

Para Romero Jardín, Martínez “no la llevó en el momento en el la que tenía que llevar a un hospital”, por ende, “la privó de terceros para que le brindaran ayuda”.

De acuerdo con la acusación, el hombre intentó ir a dos hospitales y, como no lo recibieron, “la dejó en un tercero y se escapó luego de decir que la había encontrado descompuesta”.

“Cuando la dejó ya tenía rigor mortis. Es decir, habían pasado tres horas de la muerte”, concluyó Romero Jardín.

Seguí Leyendo: