“No sé qué decirles, no sé por qué pasó esto. Quiero que se investigue, quiero que el secretario de Seguridad de la provincia se haga cargo. Yo no quiero justicia porque en Santa Fe no hay justicia. Quiero la verdad, nada más”, repetía Mónica Cabrera, presidenta del Partido Justicialista de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, al sur de Rosario.

Esta madrugada, pasadas las 4:30, su hijo de 35 años fue acribillado en la puerta de su casa. El cuerpo de Martín Sebastián Berton, acostado en el interior de su Chevrolet Corsa gris, tenía 40 orificios de entrada y salida.

“Sentí un fogonazo y una ráfaga de disparos en la puerta de mi casa. Miré por la ventana y no vi nada. Después miré por otra ventana que da a la vereda y vi un auto parado con la puerta abierta pero no lo identifiqué primero como el auto de mi hijo, porque él lo tenía en el corralón”, relató la mujer.

La víctima tenía 3 hijos y trabajaba como mecánico
La víctima tenía 3 hijos y trabajaba como mecánico

“Traté de salir lo más rápido y no podía abrir el portón. Cuando salgo estaban todos los vecinos y no me dejaban llegar hasta él. Estaba tirado en el asiento”, señaló Cabrera conmocionada y con nerviosismo. “Fue en la puerta de mi casa. Él no vivía acá, él vivía en otro barrio. Se ve que lo venían siguiendo y disparándole y llegó acá”.

“No sé si le robaron algo. Venía huyendo, se ve que lo venían siguiendo. Ni siquiera sabía que era mi hijo porque me decían que tenía un tatuaje en el brazo y yo decía que no, pero se lo había hecho hacía 20 días. Mi vecina me decía ‘no te acerques’. No me dejaban llegar hasta él. Es Martín, es mi hijo, me lo mataron. Lo único que tengo de él son unas zapatillas”, continuó la mujer entre lágrimas.

En la escena del crimen del brutal homicidio, el número 40 en la región en lo que va del año, se secuestraron 35 vainas servidas calibre 9 milímetros y 5 plomos encamisados deformados en el interior del vehículo.

Martín Sebastián Berton tenía 35 años y fue acribillado en la puerta de la casa de su madre
Martín Sebastián Berton tenía 35 años y fue acribillado en la puerta de la casa de su madre

“Lo mataron como a un perro”, indicó. “Había tiros por todos lados. El auto estaba abierto y le dispararon. Cuando salí pensé que había habido un tiroteo y se habían escapado. Pero después cuando vi el vidrio estallado de adelante me di cuenta que era el Corsa de mi hijo, que era el auto. Estaba irreconocible”.

“Yo quiero la verdad. Porque acá justicia no hay en Santa Fe. Quiero hablar con el ministro Sain y que me dé una explicación. ¿Por qué le dieron 40 tiros en la puerta de la casa de su madre?”, continuó Cabrera, que además trabaja en el Sindicato de Trabajadores Municipales. “Yo no quiero que mi hijo sea una cifra como me dijo el policía hoy, el número 40”, indicó respecto de su hijo que trabajaba como mecánico, estaba casado y tenía tres hijos.

La mujer señaló que no confía en que vaya a conseguir justicia. "Acá hubo como 10 tiroteos. Los matan, lo hacen pasar como ajuste de cuentas y queda todo así. Nadie investiga nada. Hasta los fiscales, los jueces y la policía están metidos en el narcotráfico. Todos. Quiero que el gobernador me dé garantías de la investigación de mi hijo", señaló.

La investigación quedó en manos de la fiscal Marisol Fabbro de la Unidad de Homicidios Dolosos en turno, que ya dispuso medidas para intentar dilucidar la identidad de los agresores y los motivos del ataque.

SEGUÍ LEYENDO: