Durante los primeros días de septiembre, cuatro policías vestidos con uniforme asaltaron una casa ubicada sobre la calle José Ingenieros al 1200 de Olivos. De acuerdo a la investigación, los ladrones redujeron al propietario, de 39 años, tomaron electrodomésticos y dinero, y luego escaparon en un Chevrolet Onix blanco.

El fiscal Martín Gómez le confirmó a Infobae que el hecho, cometido el 5 de septiembre de este año, tuvo como víctima a un fabricante de zapatos. Los policías llegaron al lugar con una falsa orden judicial y, tras esposarlo, le robaron más de $200 mil en efectivo.

La Policía de la Ciudad detuvo a dos de ellos el 27 de septiembre tras identificar la patente del vehículo mientras se trasladaban por Avenida General Paz. Se trató de W. R. y del subcomisario Miguel Alejandro Torres (37). Ambos prestaban funciones en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno y los arrestos se produjeron a plena luz del día gracias al Anillo Digital que la policía porteña posee en los ingresos y egresos de la Ciudad.

R., quien conducía por General Paz, fue detenido en Núñez y desafectado de la causa en las últimos días. El fiscal pudo comprobar que R. cumplía con la orden de sus superiores y que creía que los allanamientos correspondían a tareas policiales reales.

El Chevrolet Onix blanco en el que se movilizaban los policías
El Chevrolet Onix blanco en el que se movilizaban los policías

El rodado en el que se movilizaba R. tenía el número de chasis y motor adulterados. También una patente que correspondía a otro Onix pero de color gris. El vehículo, con pedido de captura, se movilizaba secundado por una camioneta Ford Ranger azul, la cual manejaba Torres, quien llevaba una importante suma de dinero entre sus pertenencias.

“Torres no pudo justificar la cantidad de dinero que llevaba", reveló el fiscal, quien le identificó el acta. Su principal vínculo era con Jonatan Damián Ramírez, perteneciente al grupo antinarcóticos de la DDI mencionada. “Se lo detuvo porque se lo ve entregando el Onix. La víctima lo reconoció: vio su cara y describió cómo estaba vestido”, relató el fiscal.

"Cuando indagué a Ramírez -lo hizo dos veces en mi causa- aparecieron muchas contradicciones en su relato”, especificó Gómez, quien relató que “Ramírez declaró en el Juzgado Federal N° 8 y se encuentra detenido. Torres, en cambio, nunca lo estuvo pero tiene pedido de captura”.

Miguel Alejandro Torres se encuentra prófugo de la Justicia
Miguel Alejandro Torres se encuentra prófugo de la Justicia

Gómez agregó: “Encontramos otro vínculo y estaba relacionado con una persona que le había entregado el auto a Ramírez. Tenía tres domicilios registrados: uno en Pilar, otro en Malvinas Argentinas y el restante en Villa Martelli. El tercero era un galpón, no era una casa. Se trataba de un garage comunitario. Allí funcionaba un club que ya no funciona como tal. Los vecinos guardan sus autos en ese sitio”, completó el fiscal.

SEGUÍ LEYENDO: