Macarena Mendizábal y Javier, el chico de un hogar en el que la joven trabajaba, con el que trabó un vínculo que sigue hasta hoy.
Macarena Mendizábal y Javier, el chico de un hogar en el que la joven trabajaba, con el que trabó un vínculo que sigue hasta hoy.

Hoy por la mañana, el Tribunal Oral Criminal N°24 comenzará el juicio contra Santiago Silvoso, empresario y ex corredor de autos de la Fórmula Metropolitana, el único acusado por el brutal choque que protagonizó con su Honda Civic el 5 de abril de 2015 en Costanera Norte, en el que impactó contra el Volkswagen Gol blanco en el que viajaba Macarena Mendizábal, una estudiante de psicología de 21 años.

Silvoso terminó hospitalizado con lesiones menores. Macarena sufrió una fuerte lesión cerebral. Tras pasar por un intento de recuperación en el FLENI de Escobar, la joven -que colaboraba en un hogar de chicos de la zona de Florida- quedó en estado vegetativo. Sigue así hasta hoy, internada en su casa familiar, con respiración asistida.

Santiago Silvoso, el único acusado en el proceso.
Santiago Silvoso, el único acusado en el proceso.

Así, Silvoso enfrentará cinco audiencias que continuarán hasta el 29 de octubre, cuando se producirán los alegatos de las partes, acusado del delito de lesiones gravísimas culposas. El proceso se llevará a cabo con un tribunal unipersonal, integrado por la jueza María Cecilia Maiza, con Ana Helena Díaz Cano como fiscal general acusadora. Roberto Schlagel, histórico abogado querellante de la causa, actuará en representación de la familia. Víctor Varone y Ana Laura Palmucci serán los defensores de Silvoso. 

Cerca del acusado dicen que no maneja desde el accidente. También aseguran que intentó lograr una probation con una oferta de dinero a la familia, luego un juicio abreviado con el máximo de la pena en suspenso, cuatro años de inhabilitación para conducir. No lo logró. "Nos opusimos al abreviado", asegura Schlagel. "Para nosotros hay dolo. La familia tiene derecho al juicio y a saber qué pasó". Los Mendizábal quieren un juicio a toda costa. Una condena en su contra dictada por la jueza Maiza podría llevar a Silvoso a la cárcel.

Se espera que entre los testigos declare, por ejemplo, el actual médico de la joven. También se espera la aparición de Ramiro Sala Giménez, el conductor del Gol, que fue sobreseído de la causa, así como una serie de testigos presenciales.

Fotos del expediente: el Gol tras el choque.
Fotos del expediente: el Gol tras el choque.

Un documento con el membrete de la vieja Comisaría Nº51 de la Federal, con fecha del día del accidente, que la querella atribuye a Silvoso, marca un alcotest que marca 1.46 gramos de alcohol por litro, el triple del permitido. La defensa presentará como perito de parte a eminente toxicólogo que explicará que ese resultado no habría sido producto de un consumo de alcohol, sino de un proceso en sus órganos producido por una patología que enfrentaba al momento del accidente.

También, cerca del acusado, afirman que es altamente probable que Silvoso declare en el proceso. 

SEGUÍ LEYENDO: