El barrio Eva Perón, en la localidad puntana de Villa Mercedes, fue escenario de una brutal pelea callejera entre siete hombres por motivos que aún no fueron esclarecidos. Hubo golpes con barras de hierro, corridas, ladrillazos y un herido grave, internado en terapia intensiva con un fuerte golpe en la cabeza.

Todo ocurrió el sábado pasado alrededor de las 18:30, en las inmediaciones de las calles Paraguay y Presidente Perón. Los protagonistas se dividieron en dos grupos: por un lado estaban los mellizos Raúl y Gustavo Fernández, de 51 años, y Matías Nicolás (23), hijo de uno de ellos. Del otro, Ceferino Díaz (48), Leandro Rubau (23), Hugo Romero (18) y Gabriel Magallanes (22).

Según informó el subcomisario Fabio Molina, de la comisaría 36, la riña comenzó de la nada. Sin explicación alguna, por lo menos hasta ahora. Al parecer, los Fernández se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en la caja de su camioneta cuando de un momento a otro apareció en escena el otro bando, cuyo auto estaba parado en frente, con desperfectos mecánicos. "No se conocen, no son familiares, no viven cerca", reveló el jefe policial.

Todo ocurrió el sábado por la tarde en Villa Mercedes, San Luis
Todo ocurrió el sábado por la tarde en Villa Mercedes, San Luis

De acuerdo con algunos testigos, "se miraron mal entre y ellos" y se generó una reacción en cadena que derivó en insultos, golpes y sangre. Gran parte de la batalla fue filmada por una testigo ocasional. Según se puede observar en las imágenes, uno de los mellizos -después de insultos al aire- golpeó  un auto con una barra metálica e inmediatamente recibió un golpe en la cabeza con una llave de auxilio. A partir de acá se descontroló aún más la situación.

"No se sabe si uno de los Fernández se lo quitó o si se cayó al piso, pero con eso empezaron a romper los vidrios del vehículo. Ahí es cuando comenzó la gresca más violenta, después de todo esto la consecuencia más grave fue que Raúl Fernández quedó tendido en la vereda con un golpe en la cabeza", dijo Molina al diario local El Chirrillero.

El hombre, que tuvo que ser internado en terapia intensiva por la gravedad de la golpiza, sufrió una fractura con hundimiento en el cráneo. "El paciente respira por sus propios medios y, de ser favorable todo este proceso, podría ser trasladado en las próximas horas a la sala de especialidades quirúrgicas", informaron desde el Ministerio de Salud provincial.

Por su parte, Díaz, Rubau, Romero y Magallanes, fueron detenidos y quedaron a disposición del juzgado de Instrucción en lo Correccional y Contravencional, de la Segunda Circunscripción Judicial, a cargo de Santiago Ortiz.

"Los elementos con los que concretaron el hecho fueron la llave de auxilio, una llave stilson que tenía uno de los Fernández, un trozo de hierro utilizado para levantar el gato hidráulico y un ladrillo", puntualizó el jefe de la comisaría.