Miguel Ivanovich, el conductor que atropelló al ciclista en el barrio de Villa Devoto y luego terminó chocando contra un auto "no se acuerda de nada" de lo que pasó la noche en la que se produjeron los hechos. Así lo afirmó su abogado, quien pidió la excarcelación de su defendido porque "no hay abandono de persona", argumentó.

Ivanovich declaró en las últimas horas del jueves ante la fiscal Adriana Bellavigna y continuará detenido hasta el mediodía del viernes. "El juez debe definir el pedido de prisión preventiva", declaró la fiscal a Télam.

Antes de ingresar a la fiscalía Penal Contrvencional y de Faltas 6, José Novello, abogado de Ivanovich, afirmó ante la prensa que pedirá la "excarcelación" y que la fiscal "se aparte de la causa. No es objetiva".

"Como no hay abandono de persona es excarcelable", justificó Novello, quien manifestó que su defendido "no se acuerda de nada" de lo que pasó la noche en la que embistió al ciclista, Sebastián Devoto, quien se encuentra en grave estado luchando por su vida.

En diálogo con el canal América, Novello respaldó su postura y dijo: "No creo que sea un delito muy grave. El código no habla de ebriedad, no es un agravante". Con respecto la embestida que dejó en gravísimo estado al ciclista, el abogado planteó que su defendido "pudo haberse quedado dormido". 

Novello pidió diferenciar "dolo de culpa", ya que Ivanovich "no tuvo intención de matar", manifestó y explicó que "no se fugó estaba demasiado ebrio. Fue un accidente". Consultado por lo que consumió el conductor la noche del accidente, se limitó a responder: "Me dijo que tomó cerveza".

El joven atropellado y su pareja
El joven atropellado y su pareja

Devoto fue operado en el Sanatorio Finochietto y se encuentra con compromiso neurológico, múltiples fracturas y alto riesgo de vida, según el parte difundido el jueves. Norberto Furfaro, director médico de la institución médica, indicó que el ciclista de 35 años está en coma inducido, "con asistencia respiratoria", y que "el riesgo de vida es alto porque su cerebro sufrió mucho el impacto".

En Avenida Beiró al 3700 se produjo el hecho en el que Devoto fue atropellado desde atrás por un Volkswagen Gol color gris plata, conducido por Ivanovich, quien tras la embestida se dio a la fuga. A las 7 cuadras el hombre chocó a otro auto y terminó detenido por personal de la Comisaría Vecinal 15-C quien al realizarle el test de alcoholemia se comprobó que tenía 2,14 gramos de alcohol por litro de sangre, cuatro veces más de lo permitido.

SEGUÍ LEYENDO: