Adrián Cáceres, de 41 años, fue detenido este miércoles por la tarde en Lanús por la Policía bonaerense. Fue alojado en la comisaría primera del Municipio y quedó a disposición de la Justicia. La UFI N°4 ordenó su liberación luego de informarle que fue imputado por exhibiciones obscenas.

Según relató Ludmila Basualdo en redes sociales y reprodujo Infobae este miércoles, el acosador estaba a bordo de un Chevrolet Corsa negro, patente EUM 853, cuando estacionó a su lado en calle Enrique Ochoa e Itapiiru, y empezó a masturbarse. La joven acosada grabó la secuencia con su celular y la publicó en redes sociales.

El hecho sucedió ayer, 9 de julio, a las 12, según la denuncia que plasmó la víctima por la tarde. El fiscal Javier Gramajo, de la Unidad Funcional de Instrucción N°4 Descentralizada de Lanús, tras informarle que fue imputado por "exhibiciones obscenas", dispuso la libertad de Cáceres.

Fuentes policiales que participaron de la investigación graficaron su impotencia por la decisión judicial al ser consultados por Infobae: "Si a veces te liberan un presunto asesino en pocos días, a este en 10 minutos lo tenés en la calle otra vez".

Fuentes judiciales explicaron que es habitual que las personas imputadas por este delito no sean encarceladas salvo que haya peligro de fuga o de entorpecimiento del proceso. En caso de ser condenado, el Código Penal no prevé pena de prisión.

El artículo 129 establece: "Será reprimido con multa de mil a quince mil pesos el que ejecutare o hiciese ejecutar por otros actos de exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros". Se agrava en caso de que la víctima sea menor de edad, pero no aplica en esta situación.

Cáceres vive en Lanús, en la calle Farré. Hasta marzo de 2019, trabajó en una farmacia. Cobra una asignación familiar. Al ver el video publicado por Ludmila, otras mujeres denunciaron haber vivido episodios similares. "Me decía de todo cada vez que pasaba por su casa, hasta que un día lo encaré y se quedó quietito", contó una joven.