Este miércoles debía comenzar en Puerto Madryn, en Chubut, el juicio oral en el que Maximiliano Larrabaster se encuentra acusado del femicidio de su pareja, Raquel Maldonado.

Sin embargo, esto no sucedió porque el abogado defensor que el hombre había designado, Oscar Romero, no pudo presentarse a la audiencia: se encuentra en prisión preventiva desde abril, acusado de tentativa de homicidio.

Ante esta situación, el tribunal revocó la designación de Romero y le ofreció a Larrabaster el patrocinio de un defensor oficial. Pero como este se negó, el juicio debió ser suspendido y el tribunal tendrá diez días hábiles a partir del jueves para fijar una nueva fecha. A raíz de ello, el abogado de la familia de la víctima del femicidio pidió que el acusado sea multado con 30.000 pesos por la dilación.

Romero está en prisión preventiva por el intento de homicidio de un tapicero, Oscar Pávez, el pasado 16 de abril. Según la denuncia el abogado, portando un arma con la numeración limada y silenciador, lo encañonó cuando este se encontraba en plena tarea. El tapicero logró evitar a Romero y herirlo con un destornillador que tenía a mano.

Las circunstancias del enfrentamiento y las posibles causas no fueron esclarecidas, pero luego del enfrentamiento, Romero debió ser hospitalizado por las heridas producidas por el destornillador. El hombre permanece en prisión preventiva mientras su propia causa continúa su curso.

Oscar Romero
Oscar Romero

No obstante, la noticia tal vez no haya sido una sorpresa para Larrabaster, considerando que Romero, quien también es profesor de la Facultad de Derecho local,  ya tiene antecedentes penales y de hecho ha confesado haber cometido un crímen en el pasado: fue condenado por la Justicia de Formosa -provincia de la que es oriundo- por haber participado de un robo a mano armada.

"Fue durante una salidera bancaria, yo hacía de campana y nos agarraron. Una vez que quedó firme la sentencia decidí fugarme", reconoció en 2015 el abogado, que en ese momento se desempeñaba como presidente del Colegio de Abogados de la provincia patagónica.

Lejos de mostrarse arrepentido, el hombre se ufanó por no haberle robado "nunca a un trabajador". "Estoy tranquilo de conciencia porque nunca le robé a un trabajador ni un kiosco, mis objetivos eran los banco, financistas y usureros", dijo Romero en aquella época, lo que derivó en que fuera removido de la entidad.

En tanto, el femicidio de Raquel Maldonado tuvo lugar en junio de 2017. De acuerdo a la fiscal del caso, María Ángela Cárcano, Maldonado murió a causa de una puñalada en el abdomen, que le habría sido propinada por su pareja en el marco de una discusión. El hombre, por su parte, presentaba una herida en el cuello, la que le habría sido propinado por la mujer para intentar defenderse.

La fiscal indicó que tras el ataque, Larrabaster llevó a su pareja al hospital e intentó abandonarla en el estacionamiento, pero al ser visto por una persona decidió ingresarla. Ya frente al personal médico, aseguró que Maldonado se había autolesionado. La mujer fue intervenida quirúrgicamente, pero no logró sobrevivir a las heridas.

"Por la dirección, trayecto y profundidad dudosamente puede producirse por una lesión autoinfligida", sostuvo el forense en su informe de autopsia.

Seguí leyendo: