El detenido declarará hoy en la Fiscalía de Flagrancia de Bahía Blanca
El detenido declarará hoy en la Fiscalía de Flagrancia de Bahía Blanca

El martes, cerca de las seis de la mañana, una ciudadana chilena de 40 años viajaba en un micro de larga distancia de la empresa El Valle desde Punta Alta hacia la ciudad de Bahía Blanca. Cuando el vehículo transitaba por el partido de Villarino, ubicado a unos 20 km de la ciudad, y mientras ella dormía en su butaca, sintió cómo el hombre sentado a su lado la estaba tocando en sus partes íntimas.

La mujer se levantó rápidamente del asiento y se dirigió hacia la parte delantera del micro. Fue entonces cuando le denunció el hecho al chofer, quien reaccionó con rapidez. "El chofer se detuvo unos minutos, llamó al 911, avisó sobre lo sucedido dentro del vehículo y continuó con su recorrido hacia la ciudad de Bahía Blanca", le relató el comisario bahiense de la seccional 5ª, Gustavo Ceballos, a Infobae.

Al ingresar a la ciudad de Bahía Blanca, a la altura de la avenida Colón, el ómnibus fue interceptado por un patrullero. Así, sus dos integrantes, una oficial femenina y su compañero masculino se subieron al interior del micro y buscaron al agresor. "El hombre en cuestión sabía que los policías lo buscaban a él. De hecho, en un principio intentó escabullirse entre los asientos traseros del micro para que no lo encuentren. Pero después no ofreció resistencia", explicó Ceballos.

De acuerdo al diario La Brújula de Bahía Blanca, el detenido se llama José Aníbal Gutiérrez, tiene 27 años, es un vendedor ambulante oriundo de Neuquén y debía bajarse en Bahía Blanca para continuar con un nuevo viaje luego hacia Buenos Aires.

Según los testimonios de testigos y de los oficiales que intervinieron, el detenido intentó minimizar el hecho a todo momento. Incluso, esbozó una frase demoledora: "Tanto lío por una tocadita".

Una vez concretada la detención, la mujer, cuya identidad fue resguardada, fue derivada a la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca, mientras que el presunto abusador fue trasladado a la fiscalía de flagrancia.

La continuidad del caso y de la situación del detenido no hizo más que evidenciar algunos de los problemas que recaen en el sistema penitencario de la ciudad bonaerense. Bahía Blanca no posee en la actualidad calabozos para detenciones temporales de supuestos abusadores sexuales. Sólo hay un calabozo general para detenidos comunes en la Comisaría 1ª y un calabozo para mujeres, en la Comisaría 6ª.

Por ende, efectivos de la Comisaría 5ª, que actuó en la causa, debieron trasladarse nada menos que 320 km. hasta Carmen de Patagones para poder retirar al acusado y trasladarlo a la fiscalía de la ciudad. Los efectivos debieron transitar unos 640 km. sólo para que el detenido pudiera declarar.

Se espera que Gutiérrez brinde su declaración en la fiscalía durante esta tarde y después se resolverá si quedará en libertad condicional o si tendrá que regresar a Patagones. En principio, la causa en su contra quedó caratulada como abuso sexual.

SEGUÍ LEYENDO: