Una balacera, una multitud de gente corriendo en medio del pánico y un hecho delictivo que finalizó sin víctimas mortales de milagro. Durante la medianoche del sábado, cuatro individuos a bordo de dos motos se vieron involucrados en una balacera con efectivos policiales en plena calle del barrio de Boedo y generaron terror entre las decenas de testigos que había en el lugar.

El hecho se produjo en la esquina de Castro Barros y avenida Independencia, un punto de encuentro y de gran cantidad de bares y restaurantes,  y fue presenciado por una enorme cantidad de clientes de una hamburguesería de la zona, que debieron escabullirse y buscar refugio dentro del local para no ser alcanzados por las balas.

El incidente se inició cerca de las doce de la noche y en circunstancias que no quedaron demasiado claras. Según revelaron fuentes policiales a Infobae, cuatro jóvenes a bordo de dos motos intentaron robar las pertenencias de un empleado de la empresa de envíos Glovo.

Justo al momento del delito, pasó por el lugar un policía de Lomas de Zamora que se encontraba de franco. El hombre quiso impedir el delito y así se inició la balacera en plena calle Castro Barros.

La calle de Boedo donde ocurrió la balacera durante el sábado por la noche
La calle de Boedo donde ocurrió la balacera durante el sábado por la noche

"Se escuchó como una balacera. Ahí, toda la gente empezó a correr y a esconderse como podía. Se escuchaba cómo se rompían las copas, se caían los platos. Están todos locos, estos", se lamentó Julio, el dueño del local gastronómico, en declaraciones al canal de tv Crónica.

"De milagro no tuvimos que sufrir ninguna desgracia. Podía haber pasado cualquier cosa. Nuestro local está lleno de familias todo el tiempo. La gente no sabía para dónde correr. Era todo gritos y confusión", agregó.

Precisamente, las cámaras de seguridad de la hamburguesería permitieron registrar el video del momento. Como resultado del enfrentamiento, uno de los delincuentes fue herido en un glúteo y fue trasladado al hospital Durand. El resto de los ladrones logró fugarse.

También se allanó una pistola Taurus .9 mm y una moto sobre la que pesa una denuncia por robo con fecha del 10 de marzo.. También se le secuestró al ladrón $4.245 en efectivo, cinco teléfonos celulares y diversa documentación.

Ninguno de los clientes de la hamburguesería ni los testigos que se encontraban en la calle recibieron alguna herida de bala.

SEGUÍ LEYENDO: