El fiscal pidió 28 años y la querella 50
El fiscal pidió 28 años y la querella 50

Este jueves por la tarde, el Tribunal Oral Federal 8 de la Capital Federal dictará el veredicto en contra de Gerardo Billiris (28), el anestesista acusado drogar, golpear, abusar sexualmente e tratar de asesinar a una joven de 24 años en 2017. Previamente y con la presencia de la propia víctima, el imputado dirá sus últimas palabras ante los jueces.

El fiscal de la causa, Marcelo Colombo, pidió una pena de 28 años por "tentativa de femicidio, abuso sexual agravado y suministro de estupefacientes agravado" por su condición de médico y por haber facilitado el lugar, con engaños y violencia, según argumentó. Por su parte, la querella, a cargo del abogado Fernando Burlando, pidió 50 años de condena, mientras que la defensa pidió la absolución con el argumento de que lo hizo bajo los efectos de la droga y para lo cual debería seguir un tratamiento.

A Billiris se lo juzga por lo ocurrido en enero de 2017, cuando la joven María Belén Torres -que por entonces tenía 24 años- acudió al departamento del médico, a quien había conocido a través de la red social Tinder. De acuerdo con la versión de la víctima, el hombre la indujo a consumir cocaína y otras drogas, algo que él también hizo, hasta que en un determinado momento, el anestesista comenzó a golpearla. Tras varios minutos, se detuvo cuando la chica dejó de moverse y comenzó a despedir espuma por la boca.

El anestesista durante el juicio
El anestesista durante el juicio

Torres quiso defenderse pero Billiris le propinó más golpes. Finalmente logró salir del departamento y pedir ayuda al encargado. El acusado también es juzgado por el abuso y suministro de drogas a una modelo, en este caso junto al relacionista público Juan Martín Mercado, en un episodio ocurrido en 2012.

Para Mercado el fiscal Colombo pidió en su alegado una pena de 20 años de prisión por considerarlo partícipe de "abuso sexual agravado" y "tenencia y suministro de droga". Junto a ambos acusados es juzgado además Cristopher Rosenthal, para quien se pidió una pena de 9 años por "abuso sexual agravado", como supuesto cómplice.

"Sobretodo pido justicia. Estoy muy nerviosa. Es una etapa que se termina. Está diciendo que no se acuerda. Me gustaría regalarle una foto para que vea cómo me dejó y así se acuerda", dijo Belén antes de ingresar al tribunal para escuchar lo que el hombre que la violó y casi la mata tiene para decir.

"Me quiso matar. Lo que quiso hacer fue violarme y como no lo consiguió me quiso violar. Me gustaría que le explique a la hija lo que hizo. Este tipo no tiene que salir. Hay que dar una visión para el futuro. Él operaba drogado y operaba chicos. Que explique las veces que violó y que operó drogado. No creo que en su arrepentimiento. Él sabía lo que hacía. Conmigo le salió mal y trató de asesinarme", señaló la víctima.

"Las consecuencias psicológicas van a durar de por vida. A mí me da miedo salir a la calle. Tengo heridas en el brazo, en la cabeza. Me miro al espejo y me acuerdo lo que pasó. Esto es para toda la vida. Hace dos años que no laburo, que estoy estancada por todo esto", dijo la joven para dar cuenta del daño que le ocasionó Birillis.

El juicio empezó el 8 de noviembre último ante los jueces Sabrina Namer, Gabriela López Iñiguez y Nicolás Toselli.