Bianca Xiomara Godoy murió a raíz de golpe en la cabeza posiblemente mientras comía, lo que derivó en una broncoaspiración de alimento y una posterior asfixia con derrame cerebral
Bianca Xiomara Godoy murió a raíz de golpe en la cabeza posiblemente mientras comía, lo que derivó en una broncoaspiración de alimento y una posterior asfixia con derrame cerebral

El caso genera estupor. La muerte de Bianca Xiomara Godoy, de cuatro años de edad, despertó la indignación ciudadana: vecinos realizaron una pueblada en Máximo Paz, localidad del partido de Cañuelas, donde vivía la nena junto a su madre y su padrastro. En la noche del domingo, dos días después del fallecimiento de la menor y tras el estado público que tomó el episodio, se produjo un foco de incendio intencional en represalia a la pareja, cuyos integrantes fueron detenidos, acusados de homicidio calificado por el vínculo y femicidio.

Según información suministrada por vecinos, el fuego comenzó desde el interior de la vivienda prendiendo colchones, vestimentas y cortinas, sin afectar los cimientos de la humilde casa ubicada en la calle Combate de Los Pozos 452. El incendio fue contenido por los bomberos: el daño fue parcial y no habría condicionado la investigación, dado que la fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Cañuelas, Norma Pippo, había dispuesto días antes que la Policía Científica realizara peritajes en la casa de la familia.

Los detenidos: la madre Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23
Los detenidos: la madre Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23

De la pueblada se presumen dos hipótesis: una reacción colérica de los vecinos en desaprobación con las prácticas violentas de la madre Viviana Beatriz Roldán, de 25 años, y su concubino Federico Sebastián Espinoza, de 23, o bien un mensaje con tamiz mafioso dirigido a los vendedores de droga, una tarea a la que, de acuerdo a los trascendidos, se dedicaba Espinoza. La fiscal, en diálogo con el programa Buena Gente de Radio Provincia, respaldó la teoría del incendio por la furia colectiva: "La pareja se negó a declarar y vecinos quemaron la casa de esta gente en medio de una situación de indignación".

El viernes primero de marzo la pareja trasladó el cuerpo sin vida de Bianca al hospital Ángel Marzetti de Cañuelas, argumentando que la nena se había ahogado en una pileta pelopincho. Pippo convalidó que la menor ingresó sin signos vitales y que el médico de guardia advirtió marcas de golpes y signos no compatibles con la versión del ahogamiento. Fuentes policiales revelaron a Infobae en base al testimonio de los profesionales que la atendieron que tenía "escoriaciones en tórax, golpes en el rostro, en tobillos y en muñecas" y una herida en región anal compatible con una violación. Se procedió a citar a agentes de la comisaría 2da de Moreno para entrevistar a la madre de la menor y a su pareja: no quisieron prestar declaración, de modo que por disposición de la fiscalía fueron alojados en las comisarías de Lobos y Ranchos.

Familiares y vecinos viralizaron un video en memoria de la menor que murió el viernes primero de marzo
Familiares y vecinos viralizaron un video en memoria de la menor que murió el viernes primero de marzo

"La pericia en la casa de la pareja dejó en evidencia que la pileta no era profunda. Había sangre, hablamos con vecinos y familiares y nos contaron del maltrato que padecía. La chiquita venía sufriendo abusos, golpes, laceraciones. La violación se produjo tiempo antes de este final", agregó la fiscal. El informe de los peritos que realizaron la autopsia definió que un fuerte golpe en la cabeza -probablemente mientras se alimentaba- derivó en una broncoaspiración de alimento y una posterior asfixia con derrame cerebral le causó la muerte. Hallaron también "signos de abuso sexual de larga data" coincidentes con marcas de cinturones y hebillas, hematomas en la cabeza y hasta mordeduras. El medio InfoCañuelas, en base a fuentes judiciales, precisó que el cuerpo presentaba huellas de ataduras y precintos en tobillos y muñecas.

La tía de la víctima y hermana de la madre, Micaela Ibáñez, dijo al el portal local que el padre de Bianca, Ezequiel Godoy, había presentado denuncias por violencia en la Comisaría de la Mujer de Esteban Echeverría y que estaba en trámites de quedarse con la tenencia de la menor. "Mientras vivieron en El Jagüel, mi hermana no dejaba que nos acercáramos a la nena. Si la veíamos, enseguida se la llevaba. A él lo vimos una vez sola. Era una persona de trato difícil. En una oportunidad fui a la casa a visitarlos, porque vivían a dos cuadras de nosotros, y me echó", declaró.

“No podemos creer tanta maldad. Nunca pensamos que la situación eran tan grave y no podemos creer que ella, como madre, haya dejado que le hicieran todo esto a Bianca”, dijo la tía de la víctima

La mujer reveló que recién ahora se entera que su hermana estaba viviendo en Máximo Paz: "Nunca supimos adónde se habían ido porque ella nos bloqueó a todos los familiares del WhatsApp y las redes sociales. Durante dos meses no supimos nada de ellos. Es como que hubieran desaparecido. No entendemos por qué ella lo defendía tanto. Estaba como ciega por esta persona y la nena era como un estorbo". Incluso agregó que de tantos golpes que Espinoza le daba a su hermana, le hizo perder un bebé a los cuatro meses de embarazo.

Vecinos y allegados a la víctima convocaron para el miércoles a las 20 horas una marcha de silencio, desde la casa donde vivía Bianca hasta la comisaría 2da de Máximo Paz en reclamo de justicia.

Seguí leyendo: