El sistema de botones de pánico, que en el último tiempo fue eje de debate acerca de su efectividad para prevenir situaciones de violencia de género, respondió satisfactoriamente ayer cuando una mujer activó el suyo y dio la alerta por las agresiones y la persecución de su ex marido por las calles de la ciudad de Morón.

El hecho ocurrió durante la mañana del miércoles. A las 11.31 el Centro de Operaciones y Monitoreo local recibió el llamado de auxilio proveniente desde la vía pública.

Minutos más tarde, supervisando los registros fílmicos, una cámara de seguridad posada sobre la intersección de Buen Viaje y San Martín detectó al agresor en la Plaza San Martín, ubicada en el centro de la localidad del oeste bonaerense.

Luego de un trabajo en conjunto entre la Policía de Morón y la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal, el hombre fue detenido por un móvil del Comando de Patrullas. Lo trasladaron a la Comisaría 1° del distrito y quedó a disposición de la Justicia.

Liliana Romero, directora de Políticas de Género municipal, resaltó: "La vecina activa el botón a partir de un acercamiento del agresor. Ella tiene un negocio en el centro de Morón y nos movilizamos hacia donde estaba. El accionar fue rápido y a partir del trabajo coordinado por las cámaras de seguridad pudieron detenerlo".

"Para el Intendente Ramiro Tagliaferro prevenir casos de violencia de género es prioridad. Nos comunicamos con la fiscalía especializada para empezar a trabajar en conjunto y también la acompañamos a la comisaría, donde se le tomó declaración a ella y sus hijas".

SEGUÍ LEYENDO: