Marcos Toribio Villagrán, presunto líder de la banda, tras ser detenido.
Marcos Toribio Villagrán, presunto líder de la banda, tras ser detenido.

El 18 de agosto pasado, Marcos Toribio Villagrán salió por el marco y no por la puerta: detenido en la Comisaría 1° de Merlo por robo calificado, Villagrán logró cortar la reja de una ventana en el calabozo donde estaba junto a otro hombre acusado de robo y asesinato. Así, según publicó La Nación, pudo ingresar a un pasillo externo donde rompió un tejido de malla y salió junto a su compañero de fuga. El compañero fue detenido en el barrio Matera poco después. Villagrán siguió huyendo.

Su legajo de reincidencia hablaba de casi media vida en el prontuario. Con 32 años de edad, oriundo de Isidro Casanova, Villagrán registraba antecedentes desde 2003, cinco entradas y salidas en comisarías, alcaidías y penales por robo simple o a mano armada.

Villagrán en foto policial y en una imagen de la cámara de seguridad de Clerc.
Villagrán en foto policial y en una imagen de la cámara de seguridad de Clerc.

Marcos Toribio eventualmente reapareció, aunque no para entregarse o darles explicaciones a un juez de garantías: el 30 de noviembre a las 18 horas, las cámaras de seguridad de la casa en Olivos del tenista  José Luis Clerc, "Batata", lo tomaron con una remera blanca y un bolso cruzado mientras forzaba elegantemente  la entrada. No hizo falta un soplete, una barra de hierro. "Habrían usado una tarjeta de crédito", asegura uno de los investigadores del caso a Infobae. 

Adentro, con la compañía de cómplices experimentados como Guillermo Vargas y Damián Rimer, que ya habían sido identificados en entraderas similares, Villagrán se habría hecho de un botín de dinero y joyas a pocas cuadras de la Quinta Presidencial. Los asaltantes habrían amenazado a Clerc incluso con secuestrarle a su hija. "Me dieron duro y parejo", aseguró el tenista, que hasta dio un detallado identikit de Villagrán.

Este martes por la madrugada, tras una investigación de los fiscales Martín Gómez y Paula Hertig, la Policía Bonaerense detuvo a Villagrán y a sus cómplices en la Ruta 2 a la altura de Chascomús, mientras iban con rumbo a Mar del Plata. Villagrán había viajado una semana antes a la ciudad balnearia para hacer de avanzada. Fueron trasladados a la UFI en Vicente López del fiscal Gómez este mediodía para ser indagados. Le habían intervenido los teléfonos. Usaba un código colorido para citar a sus cómplices: "Vamos a jugar a la pelota", decía.

El identikit de Villagrán hecho por Policía Científica tras una declaración de “Batata Clerc”.
El identikit de Villagrán hecho por Policía Científica tras una declaración de “Batata Clerc”.

SEGUÍ LEYENDO