La última marcha del orgullo en Buenos Aires (foto de archivo: Nicolás Stulberg)
La última marcha del orgullo en Buenos Aires (foto de archivo: Nicolás Stulberg)

La Justicia libró un exhorto al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en busca de un reclutador de ISIS, que tuvo contacto con dos jóvenes argentinos presos por haber intentado llevar adelante un ataque terrorista contra los participantes de la marcha del orgullo gay hace unas semanas. Los sospechosos planeaban embestirlos, como lobos solitarios, con un camión sobre la avenida 9 de Julio y dedicar su atentado a Alá para "vengar a los hermanos".

Precisamente, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral procesó ayer a esos jóvenes, Augusto Barraza (20 años, estudiante de enfermería) y de Cesar Justiniano Gutiérrez (22 años, estudiante de medios de la comunicación). Los dos fueron arrestados un día antes de que se hiciera la movilización y, tal como informó Infobae, se les rechazó las excarcelaciones.

Ahora, Gutiérrez y Barraza quedaron procesados por un delito gravísimo: atentar contra el orden público para "imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor", con el agravante de la aplicación de la ley antiterrorista. De ser encontrados culpables en un juicio oral, podrían recibir una condena de hasta 16 años de prisión.

En su fallo al que accedió Infobae, el juez no solo valoró las pruebas que pesan sobre ellos, en donde abundan charlas de Telegram y videos de decapitaciones. También hay diálogos en donde los jóvenes procesados hablaban de "Alá y vengar a los hermanos", de atacar "en nombre del Estados Islámico" y del odio que les generaba la comunidad homosexual.

Para la Justicia, "esta agrupación existe, al menos, desde diciembre de 2017 y hasta el 9 de noviembre de 2018″. Ese día Barraza y Gutiérrez fueron detenidos. El 10 de noviembre iba a tener lugar la marcha de la comunidad Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB). Una lluvia torrencial obligó a postergarla a la semana siguiente.

"Se tiene por acreditado que al menos Augusto Barraza y César Alejandro Justiniano Gutiérrez tomaron parte de una agrupación, al menos transitoria, entre ellos –y tal vez con dos colaboradores- y de forma remota con Raúl Gutiérrez Sánchez –un cubano en Colombia- y aparentemente al menos en una ocasión, aunque fuera por un contacto lejano, con Faisal Mostafa –probablemente del Reino Unido- de ISIS, con un fin determinado del cual se hablará a continuación. La agrupación estaba inspirada por la lucha global del 'Estado Islámico'", se sostuvo el juez.

Los acusados tendrán que volver a declarar en los próximos días. La primera vez que fueron indagados la causa estaba en secreto de sumario. Pero los dos negaron haber planificado un atentado. Incluso, Barraza negó odiar a los homosexuales y aclaró que estaba trabajando como cadete en una armería. Ese dato fue valorado como un elemento de riesgo por la Cámara Federal a la hora de dejarlo por el momento tras las rejas.

Qué se investiga en esta causa

El cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, capturado el pasado 12 de marzo por supuestamente planear un atentado en la zona rosa de Bogotá.
El cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, capturado el pasado 12 de marzo por supuestamente planear un atentado en la zona rosa de Bogotá.

La causa se inició después de que detuvieran, en Colombia, al ciudadano cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, cuando iba a atacar un bar en Bogotá al que iban funcionarios y diplomáticos de Estados Unidos. "El hermano de Argentina también anda en algo", dijo en uno de sus chat.

Después detectaron que tenían un grupo de Telegram denominado "Islamic State", en donde estaban dos argentinos: Barraza, bajo el alias Makin Muhannad; y Gutiérrez, que hablaba bajo el perfil de Ale Sarwarin.

"¿Cómo van sus atentados?, pregunta Makin Muhannad (Barraza). Amir Makin (todavía no identificado) responde ¿cómo va el suyo?". El diálogo aparece en el listado de chat, en donde se repiten videos de decapitaciones y asesinatos de ISIS. En otra de las conversaciones, Makin Muhannad pide que se imaginen un mundo donde todos siguieran a Allah y avisa que si haría eso posible "asesinando a los infieles".

Terroristas del ISIS preparados para una ejecución
Terroristas del ISIS preparados para una ejecución

"Yo no moriría por este mundo, moriría por Alá", dice Makin. En medio de videos sobre cómo hacer un detonar eléctrico para explotar un auto a distancia y reclaman dinamita. Makin Muhannad también destaca que no hacía falta dinero para llevar adelante un atentado "en nombre de ISIS y los hermanos caídos" y puso como ejemplo: el ataque a la disco Pulse de la comunidad LGTB en Orlando, Florida, los Hermanos de Inglaterra (cuchillos y atropellamiento con vehículo) y el atentado de Nueva York (atropellamiento), en donde murieron un grupo de amigos rosarinos.

"Estoy por hacerlo", dice en uno de sus diálogos Muhannad, seguido de videos de aseinatos. En la causa hay un video aportado por el FBI, obtenido del celular del colombiano, en donde se habla del atentado en Buenos Aires a la marcha LGTB. Pero además los investigadores encontraron un video en donde, con imágenes de la televisión, los sospechoso hablan de cuál sería el mejor lugar para entrar con un camión sobre la avenida 9 de Julio para atentar contra los asistentes a la marcha gay. Se escucha la palabra "inmolarse", según pudo saber Infobae.

Se cree que la banda podría haber estado formado por más personas: "una persona más de España –Francisco Quintana- y otra que la habría enviado Gutiérrez Sánchez a casa de Barraza, desde Chile". Además otros dos argentinos que no fueron aún individualizados.

Lobos solitarios en Argentina

Tribunales Federales de Comodoro Py (foto de archivo)
Tribunales Federales de Comodoro Py (foto de archivo)

"ISIS actúa con luchadores, luchadores suicidas, combatientes redireccionados y también con lobos solitarios, personas que son captadas o inspiradas a través de medios electrónicos o redes sociales. Que se los denomine 'solitarios' no exige que se trate de 'una' persona, sino que es como se expresa la forma en que se vinculan con la organización islamista o sus ideales. Este último caso es el que parece darse respecto de Barraza y Justiniano Gutiérrez", dijo el juez Canicoba Corral.

El objetivo del ataque que preparaban los imputados, dice la resolución, era "imponer ideas islamistas radicales y combatir las ajenas, en el presente caso, y como objetivo inmediato, las actividades de 'orgullo gay' y marcha LGTB en la ciudad de Buenos Aires", señala la resolución.

Mientras que la 'Organización' es el ISIS, la agrupación argentina se propuso atentar contra la marcha LGTB, señaló el juez. "Entre los contactos con la Organización principal, o con personas físicas vinculadas a actividades ilícitas, se incluyen los intercambios activos y pasivos con el ciudadano cubano Raúl Gutiérrez Sánchez y el que habría existido con Faisal Mostafa", dijo el fallo.

Al respecto, se destacó que "Mostafa ya realizó reclutamiento de reclutamiento de ciudadanos occidentales (al menos una ciudadana estadounidense comprobada) vía Internet, uno de cuyos pasos era el envío de una caja con diversos materiales, mientras que Gutiérrez Sánchez fue detenido en Bogotá, República de Colombia, previo a concretar un atentado en un bar al que concurrían ciudadanos estadounidenses".

Pero además, "se ha demostrado que Augusto Barraza no sólo se contactó, sino que desarrolló un fluido intercambio de información, imágenes, videos, ideas, objetivos, armas, explosivos y hasta financieros, con Raúl Gutiérrez Sánchez", señaló la resolución.

La conexión británica

Canicoba Corral, juez federal (foto de archivo: Adrián Escandar)
Canicoba Corral, juez federal (foto de archivo: Adrián Escandar)

En ese marco, el juez Canicoba Corral, que lleva adelante la investigación por el atentado contra la AMIA, ocurrido en 1994, ordenó librar exhortos al Reino Unido de Gran Bretaña  para localizar a Faisal Mostafa, un hombre oriundo de Bangladesh y líder de una organización benéfica en Manchester que usaría esa agrupación para captar futuros terroristas. Según consta en la causa, Barraza habría recibido una caja con chocolates, un Corán, una túnica, un gorrito y un pen drive que le envió Mostafá.  Al abrir el paquete, el testigo que estaba con Barraza "tembló".

Según la resolución, Canicoba Corral le pidió al Reino Unido asistencia jurídica e internacional para saber si "Faisal Mostafá" tiene antecedentes y si sus organismos de inteligencia tienen información sobre su vinculación con "grupos islámicos radicalizados, en particular con 'Estado Islámico'". Busca los antecedentes de ese reclutamiento, los detalles de la ONG que usaría como fachada y si mandó encomiendas a las direcciones ligadas a los sospechosos.

"Si tienen información sobre actividades vía informática -o por cualquier otra vía- que haya desarrollado Faisal Mostafa con el objeto de contactar, convertir, reclutar, organizar una o a un grupo de personas para el ISIS o para cualquier otra organización de islamismo extremista, con el objeto de idear, guardar, planear, perpetrar o intervenir de cualquier forma en algún tipo de atentado terrorista, sea con material explosivo, vehículos o de cualquier otra forma, contra objetivos determinados o determinables, contra colectivos como 'Lesbianas – Gays – Transexuales y Bisexuales' o cualquier otro, contra personas físicas o jurídicas", se añadió.

Seguí leyendo: