Una vez más la Justicia pareció detectar irregularidades y estafas en el nombramiento de auxiliares y otorgamiento de licencias docentes. La Dirección de Crimen Organizado de la Policía de la provincia de Buenos Aires desmanteló una organización supuestamente integrada por representantes del gremio SOEME y delegados escolares de Florencio Varela por irregularidades en la documentación pública.

Entre los involucrados se encuentran autoridades de la Delegación Escolar de Florencio Varela y diversos integrantes del gremio que fuera comandado por Marcelo Balcedo, el sindicalista detenido hace meses en Punta del Este.

La investigación fue comandada por el ministerio de Educación bonaerense y sirvió para detectar presuntas falsificaciones en la documentación para conseguir nombramientos y licencias médicas de auxiliares docentes.

Las tareas de investigación fueron coordinadas por el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta y el juez de garantías Jorge Moya Panisello. Y como saldo de la misma se produjo la detención de una persona, por tenencia de arma de guerra, y el procesamiento de otros seis individuos.

Entre los procesados por "administración fraudulenta" se encuentran la presidente del Consejo Escolar de Florencio Varela, Claudia Isabel Allerbon, y su vicepresidente, Mónica Beatriz Giúdice.

Además, también se procesó a cuatro integrantes del SOEME: la delegada de Florencio Varela, su hija, su ex yerno y un auxiliar que trabajaba en una escuela.

Durante la mañana del miércoles se realizaron seis allanamientos. Cuatro de ellos fueron en los domicilios particulares de los representantes del SOEME, mientras que también se realizaron operativos en la sede del gremio y en el Consejo Escolar de Florencio Varela.

Durante los procedimientos se pudieron incautar sellos de médicos, formularios membretados, licencias en trámite, formularios de inscripción docente y títulos de estudios secundarios, terciarios y profesionales, entre otros elementos de interés para la causa.

Así, se habría podido comprobar que en la delegación de SOEME en Florencio Varela se expidieron certificados médicos apócrifos, con patologías inexistentes y con sellos de profesionales habilitados. Se sospecha que los auxiliares accedieron a licencias médicas sin tener alguna enfermedad.

También detectaron que desde la delegación gremial se completaron planillas y legajos de aspirantes a auxiliares docentes con documentación apócrifa, con el propósito de que fueran beneficiados en los nombramientos.

De acuerdo con varias denuncias, los delegados gremiales habrían presionado a los solicitantes a ocupar cargos para que se afilien al gremio con la promesa de mejorar sus puntajes en el listado de la orden de mérito.

La denuncia original del caso fue realizada por la Dirección Provincial de Legal y Técnica y de la Dirección de Coordinación de Actuaciones judiciales de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

La causa quedó caratulada como "defraudación a la administración pública" e intervienen la UFI Nº 16 y el Juzgado de Garantías Nº 2, del Departamento Judicial de La Plata.

Así, volvió a salir a la luz otro escándalo de irregularidades en licencias y certificados docentes dentro de la provincia de Buenos Aires en apenas pocos días. El martes surgió la historia de la desarticulación de una banda de delincuentes que cobraban sueldos retroactivos como si fueran docentes en La Matanza cuando en realidad ni siquiera pertenecían al sistema educativo. La defraudación al Estado de ese caso alcanzó una cifra cercana a los $3.500.000.

SEGUÍ LEYENDO: