“El Papu· tiene 22 años y cuatro causas en su contra
“El Papu· tiene 22 años y cuatro causas en su contra

Marcelo Alejandro Pérez, "El Papu", de 22 años de edad, oriundo del suburbio platense Melchor Romero, solía jactarse un poco en las redes sociales. Le gustaba mostrar su destreza en su moto enduro con fotos con maniobras atrevidas sin casco. También le gustaba alardear de otra cosas. "Alto chorro", se definía a sí mismo en publicaciones que terminó borrando. Sobre él pesaban cinco causas por hechos sucedidos en el barrio y los alrededores. Todos delitos pesados: amenazas con una restricción perimetral, amenazas, abuso de armas, intento de homicidio, y la más grave, matar a un policía. 

"El Papu" fue detenido ayer por la tarde por la DDI de La Plata de la Policía Bonaerense. No fue fácil capturarlo. La moto y sus reflejos eran el problema.

"Tanto el Comando como la comisaría lo venía siguiendo. Tiene una particularidad que es buen conductor. Normalmente se paraba en una plaza absolutamente despoblada desde donde normalmente veía la llegada de móviles y vehículos que pudieran llegar a ser de la policía para irse del lugar", señalaron fuentes de la investigación a Infobae.

Que la DDI de La Plata lo haya arrestado no es algo menor. Uno de los primeros casos que figuran en el historial criminal de Pérez data de enero de 2015: es el asesinato del oficial subayudante Matías Avalos que pertenecía a la Departamental. Alguien que siguió de cerca a Pérez para finalmente capturarlo afirma que no actuó solo: tuvo un cómplice en el homicidio de Ávalos, que después se suicidó con apenas 18 años de edad.

Cuando el cómplice se quitó la vida, su moto se la quedó Pérez. "El Papu" solía alardear de su herencia en el barrio, haber salido a robar con su compañero muerto era una cuestión de honor.

“El Papu” haciendo una de sus maniobras con la moto
“El Papu” haciendo una de sus maniobras con la moto

En noviembre de 2016 un vecino lo acusó de haberle robado a punta de pistola. Horas después, "El Papu" fue hasta su domicilio y les disparó a su casa y a su moto con el objetivo de amedrentarlo para que no hiciera la denuncia.

Ese mismo día, el joven le robó la cartera a una mujer en la calle: disparó su .9 milímetros varias veces pero no hirió a la víctima, quien huyó arrojando sus pertenencias. Lo allanaron y su pistola fue secuestrada.

Luego, en marzo de 2017, Pérez participó en otro intento de robo: disparó sin éxito contra un hombre que manejaba su camioneta. La causa fue caratulada como en la UFI N° 4 platense.

Días antes, el Juzgado de Garantías N°2 le había ordenado una restricción perimetral por amenazas calificadas, mientras que ese mismo año se le abrió otro expediente por homicidio y amenazas en el Juzgado de Garantías N° 1, de acuerdo a su legajo de reincidencia.

"El Papu" se mantuvo prófugo. Sin tener un domicilio fijo, pasaba la mayor parte del tiempo en la calle cambiando de lugares para esquivar a los detectives que lo perseguían.

Mientras tanto, él afirmaba en las redes que en caso de ser hallado no se dejaría atrapar y escaparía a los tiros. Decía que "sacaba a los policías a pasear", que los hacía correr y nunca lo lograban atrapar. "Si viene la yuta a meterme preso, o mato a un cobani o me mato yo. Pero a mí preso no me meten", solía repetir.

Pérez intentó fugarse cuando la DDI de La Plata lo sorprendió, se resistió a que lo detuvieran. Dos efectivos policiales resultaron heridos en el operativo. "Se le abrió una causa por resistencia a la autoridad", confirmaron a Infobae.

Hoy, "El Papu" está a disposición de la UFI N° 3 y del Juzgado de Garantías N° 2, ambos del Departamento Judicial de La Plata.

SEGUÍ LEYENDO: