Encontraron muerto en su celda a un hombre acusado de asesinar a golpes a su hijastro de tres años

Apareció ahorcado. Ocurrió en la prisión de la localidad santafesina de Coronda. Horas antes había sido imputado por el crimen
El fallecido fue capturado el domingo pasado

Un hombre que estaba acusado de matar a golpes de puño a su hijastro de tres años en una vivienda de la localidad santafesina de Santo Tomé fue hallado sin vida en el interior de la cárcel donde permanecía alojado.

Un guardiacárcel encontró anoche, cerca de las 23, a Carlos Alberto Pérez, de 25 años, colgado de una reja de una celda del pabellón 11 del penal de Coronda. Estaba atado con una cuerda arrancada de un borde de un colchón. A falta de los peritajes de rigor, la principal hipótesis es que se trata de un suicidio.

Pérez fue acusado de asesinar a golpes a su hijastro, J.E.B., de tres años. La misma acusación recae sobre su pareja, la madre del nene, quien también quedó detenida por el hecho.

El difunto había sido imputado el lunes por los fiscales Ana Laura Gioria y Gonzalo Iglesias bajo los delitos de "lesiones leves dolosas" y "coautor de homicidio calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento".

En aquella audiencia, el sospechoso permaneció en silencio y a través de su abogado solicitó que sea reubicado en "un lugar que no sea la cárcel" para resguardar su integridad física, precisó el Diario Uno Santa Fe.

Penitenciaría de Coronda

El caso comenzó a trascender el viernes pasado, cuando una mujer llegó con sus dos hijos al hospital de niños Orlando Alassia para que los atedieran. Ambos tenían lesiones graves en el cuerpo, compatibles con una violenta golpiza, advirtieron los médicos.

Los menores fueron internados en terapia intensiva. La pequeña -de un año y dos meses- aún se está recuperando, pero el chico falleció en las primeras horas del sábado tras ingresar al nosocomio con un paro cardiorrespiratorio y traumatismo de cráneo.

Al ponerse en marcha la investigación correspondiente, se procedió a la detención de la madre, de 20 años, y de Pérez, quien estuvo prófugo 48 horas y fue capturado el domingo. En ese ínterin y tras difundirse la situación en los medios, los vecinos incendiaron la casa de la pareja, ubicada en la calle República de Chile al 4000, en el barrio Iriondo.

Según la investigación del caso, la golpiza ocurrió alrededor de las 17 del viernes en aquella vivienda durante una reunión familiar.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

Mas Noticias