Con un arma y el carnet de socio, pero tranquilo: cómo cayó el líder de la barra de Gimnasia

Christian "El Volador" Camilleri fue detenido en su casa de Tolosa

Christian Omar Camilleri estaba en su casa de la calle 122, en el barrio de Tolosa, cuando intempestivamente se metió un grupo de policías con pasamontañas, cascos, escudos y armas. Eran los del grupo GAD de la Bonaerense. Aunque se declara taxista, el jefe de la barra de Gimnasia y Esgrima La Plata está acusado por coacción, después de amenazar a un funcionario. La policía se lo llevó y le secuestró de su casa una pistola Bersa Thunder 9mm, dos cargadores y cinco cartuchos, además del carnet de socio Gimnasia y Esgrima de La Plata (nro. 115742). Estaba tranquilo, comentó una fuente que integró el operativo.

A diferencia de esta tarde otras veces había logrado salir volando. En 1988, por ejemplo, mientras jugaban el clásico platense Gimnasia y Estudiantes, Camilleri saltó desde la tribuna y cayó dentro del campo de juego. Dijo después de abrazarse a dos jugadores del equipo "tripero" que lo empujaron pero todos creen en realidad que escapaba de la Policía. Amo y señor de la hinchada de El Lobo, no tuvo este martes por dónde huir.

Camilleri, de 44 años, es el 1 de La 22. Cayó esta vez porque el 23 de julio pasado amenazó al titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE), Juan Manuel Lugones, a través de un posteo de Facebook. Dijo que sabía dónde vivía, que conocía que tenía hijos y le anticipó que algún día tendría que pagar haberle prohibido a él y a varios de sus secuaces de la barra entrar a los estadios, a través del derecho de admisión.

Le valió que el propio Ministerio de Seguridad lo denunciara ante la Justicia de Lomas de Zamora. Lugones había ejercido el derecho de admisión sobre "El Volador" sospechado de ser quien, además de entrar a los estadios sin tickets, regenteaba los puestos ambulantes de comidas -prohibidos por el gobierno municipal de La Plata- en los alrededores del estadio.

"A usted (refiriéndose a Lugones) en algún momento se le va a escapar… ¿Y sabe qué se le va a escapar? Usted va a tener un muerto en algún estadio porque es muy irritable", fue la respuesta de Caimlleri vía Facebook. En el posteo, el líder de la barra de Gimnasia arengó a compartir para que "llegue a alguien por encima".

No obstante, dijo en el video que no iba a descalificar a Lugones. "Que alguien lo ponga en vereda o sujetate al código procesal, o a la Constitución, porque somos argentinos. A usted se le va a escapar, me da pena decir esto, pero usted va a tener un muerto (…) Fíjese que está haciendo mal las cosas, doctor, usted tiene hijos, póngase en el lugar de padre, piense. Usted sabe quién soy yo y yo sé quién es usted. Quédese tranquilo, esto no es para amenazarlo. No soy un mafioso, pero es así, es lamentable", aclaró, con fiereza y ambigüedad, "El Volador".

Por este hecho, el fiscal de Lomas de Zamora Pablo Rossi lo acusa del delito de coacción. En los últimos días le pidió la detención al juez de Garantías Gabriel Vitale y finalmente se activó este martes, cuando Camilleri estaba en su casa de la calle 122 de la capital bonaerense.

La fama de El Volador en el ambiente del club Gimnasia, y de toda la ciudad de La Plata, es muy imponente. Se lo vinculó políticamente al ex intendente Pablo Bruera y se le adjudica una amenaza con armas de fuego a los jugadores de su equipo para que perdieran contra Boca el 10 de septiembre de 2006, con la idea de perjudicar a Estudiantes. A Camilleri también se lo vinculó laboralmente con el ex presidente del club, Juan José Muñoz, quien en en el entretiempo de aquel partido se metió en el vestuario del árbitro, lo amenazó y provocó la suspensión del encuentro que ganaba Gimnasia. Cuando el partido se retomó Boca lo dio vuelta.

Últimas noticias

Mas Noticias