Camus Hacker irá a juicio oral acusado de formar parte de una red de distribución de pornografía infantil

Está acusado de captar a las víctimas. Se encuentra detenido en el mismo pabellón que "Pity" Álvarez

En 2015 Emmanuel Ioselli (24) sentó precedente al convertirse en el primer hacker en llegar a un juicio oral. Ahora el supuesto genio informático repite la historia y vuelve a enfrentar la instancia, esta vez acusado de captar chicas menores de edad para alimentar una red de producción y venta de pornografía infantil a través de internet. Junto a él será juzgado Gastón Rubén Favale (42), un técnico en computadoras, que violó a una menor durante uno de los falsos castings de modelaje que organizaban.

La investigación que fue impulsada por la fiscal Alejandra Mángano y que lleva adelante Juzgado Correccional y Criminal N°12 a cargo del juez Sergio Torres llegará a juicio oral. Así se le hizo saber a las defensas de Ioselli y de Favale a través de de una cédula de carácter "urgente" y con fecha de emisión de este miércoles 29 de agosto. No es la primera vez que comparten una causa en su contra: en enero ambos estuvieron involucrados a la extorsión que sufrió la conductora televisiva Susana Giménez, bajo la amenaza de fotos y videos de su nieta, Lucía Celasco.

Emmanuel Ioselli y Gastón Favale
Emmanuel Ioselli y Gastón Favale

El joven de 24 años se encuentra en el sector del Programa Interministerial de Salud Mental Argentina (Prisma) del penal de Ezeiza. Allí comparte celda con el ex piloto de TC2000, Enrique "Quique" Torriani, detenido el año pasado por el asesinato de su esposa. Desde julio además se cruza en los lugares comunes del pabellón con Cristian "Pity" Álvarez, también alojado ahí, quien tras la renuncia de su abogado, quedó en manos de un defensor oficial.

Camus, que periódicamente es visitado por su familia y su abogado, según su propia versión ya habría intentado suicidarse sin éxito al menos seis veces en el Prisma. En las últimas horas recibió la noticia a través de su representante legal, Christian Aníbal Saragusti, de que su caso llegará a juicio oral. Y según distintas fuentes consultadas por Infobae, nada impediría que eso pase.

Imagen de uno de los allanamientos de junio pasado, cuando fueron detenidos Ioselli y Favale
Imagen de uno de los allanamientos de junio pasado, cuando fueron detenidos Ioselli y Favale

Según el requerimiento de elevación a juicio realizado por la fiscal y al que pudo acceder Infobae , el hacker de 24 años será juzgado como "coautor penalmente responsable de los delitos de trata de personas con fines de explotación, facilitación, comercialización de pornografía infantil, consumado en al menos cinco ocasiones diferentes concurrentes realmente entre sí, agravado por haberse concretado dicha finalidad y por haber sido cometido mediante engaño y aprovechamiento de la situación de vulnerabilidad de las víctimas, siendo estas más de tres y todas menores de edad, ello en concurso real con el delito de amenazas coactivas".

El otro detenido por la causa es Gastón Rubén Favale (42), el más complicado de los dos acusados. El técnico informático es señalado como el organizador de los falsos castings donde se tomaban fotografías a menores de edad, imágenes que luego eran subidas a páginas de pornografía infantil e incluso utilizadas para amenazar a las propias víctimas si manifestaban intenciones de dejar de sacarse fotos. Durante uno de esos encuentros en un hotel alojamiento de Villa del Parque, Favale violó a una de las víctimas.

A la derecha de la imagen Gastón Rubén Favale (Gentileza Infopoliciales)
A la derecha de la imagen Gastón Rubén Favale (Gentileza Infopoliciales)

Uno de los detalles más relevantes al conocerse la elevación a juicio fue además el pedido de la defensa de Favale, quien se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz y se había negado a prestar testimonio hasta el momento, de ampliar su declaración indagatoria. La justicia hizo lugar al requerimiento y fijó fecha para el 5 de septiembre próximo.

Para la fiscal la selección de las jóvenes no era al azar. "Resulta relevante señalar que las víctimas seleccionadas tanto por Ioselli como por Favale poseían un perfil determinado, circunstancia que de ningún modo resulta ser casual, ya que ambos buscaban adolescentes que se encontraran en un estado de vulnerabilidad latente y manifiesta", destacaba ya el texto del procesamiento dado a conocer a fines de junio. Los castings se realizaron -según consta en la investigación- a cambio de dinero, ropa, zapatillas, celulares y hasta útiles escolares.

SEGUÍ LEYENDO

Camus Hacker habría intentado suicidarse en la cárcel luego de confirmarse su procesamiento

La trampa de Camus Hacker: diez frases escalofriantes de dos de las víctimas