En los últimos días, Liliana, de aproximadamente 45 años, denunció en una oficina de la Anses en la provincia de Jujuy que fue estafada por una suma cercana a los 21 mil pesos. La mujer reveló que la llamaron y le pidieron que se acercara a un cajero y depositara el dinero en una cuenta especial para después poder contar el beneficio de la Reparación Histórica, ya que de lo contrario no iba a tenerlo.

El caso es uno más de los tantos intentos de fraude que ocurren a diario en la provincia norteña. Según estiman las autoridades, por día hay en promedio dos o tres intentos de estafas relacionadas con los haberes jubilatorios, y que tienen a los ancianos como principales víctimas. Y la tendencia fue en aumento en el último tiempo.

A partir de lo sucedido con Liliana, el fiscal general del Ministerio Público de la Acusación, Sergio Lello Sánchez, y el titular de la Anses Jujuy, Carlos Carrillo, expresaron su preocupación y en una rueda de prensa alertaron a la comunidad sobre la situación, llamando a denunciar los casos en distintas dependencias del Estado.

Carlos Carrillo y Sergio Lello Sánchez
Carlos Carrillo y Sergio Lello Sánchez

Con respecto al modo en que operan los delincuentes, los funcionarios explicaron que por lo general, ellos cuentan con los nombres y los datos filiatorios de las personas que son estafadas. Por otra parte, reconocieron además que se está trabajando en la recopilación de expedientes que se estarían tramitando en distintas fiscalías y sedes policiales de la provincia.

La denuncia de Liliana "se radicó en Fiscalía de Estado para que se trabajen en otros casos similares", informaron. Por el momento no hay detenidos, pero "tenemos una serie de elementos que posibilitarán que los delincuentes sean rápidamente ubicados", manifestó Lello Sánchez, quien añadió que los adelantos de la tecnología posibilitarán obtener datos relacionados con el lugar desde donde llamaron.

SEGUÍ LEYENDO: