El ataque el juzgado donde condenaron a Los Monos en Rosario
El ataque el juzgado donde condenaron a Los Monos en Rosario

Integrantes del Colegio de Magistrados y la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe le reclamaron al gobernador Miguel Lifschitz que adopte medidas de seguridad tras el ataque a la sede del Centro de Justicia Penal, donde se desempeñan los funcionarios a cargo de la investigación y juicio a la banda de narcotraficantes conocida como "Los Monos".

El pedido de los magistrados fue escuchado en persona por el propio Lifschitz, durante una reunión con autoridades y legisladores provinciales para analizar en conjunto las balaceras que en las últimas semanas pusieron en vilo al Poder Judicial.

Al finalizar el encuentro, el mandatario les manifestó a los funcionarios judiciales que tienen todo su "respaldo al accionar" y "todas las garantías de respeto a la independencia de la Justicia".

Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe, en la apertura de sesiones ordinarias de dicha provincia
Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe, en la apertura de sesiones ordinarias de dicha provincia

Es que la saga de atentados ocurridos en los últimos días tiene en alerta al Gobierno santafesino, que deberá dar una respuesta contundente para garantizar la seguridad de quienes están encargados de impartir justicia.

"La batalla contra la impunidad nos necesita juntos y unidos", señaló el gobernador durante la reunión de este lunes.

Más tarde, en diálogo con la prensa, el mandatario provincial dijo que lo ocurrido con los ataques a edificios judiciales "es una respuesta de los grupos delictivos al trabajo hecho en los últimos años para desarticular a estas bandas".

Algunos de los proyectiles impactaron contra las sillas
Algunos de los proyectiles impactaron contra las sillas

"Frente a las organizaciones delictivas debe haber un mensaje unívoco. La respuesta debe ser firme, unánime", expresó Lifschitz.

Hace algunos días, Infobae dio a conocer que en apenas dos meses fueron acribilladas ochos casas de jueces y policías en Rosario, que estuvieron ligados a causas contra la organización narco de Los Monos. El dato en sí mismo estremece y da cuenta de una situación que al parecer está muy lejos de llegar a su fin, ya que hace solo dos días nuevamente la ciudad fue sacudida por otro ataque a balazos.

El escenario fue el Centro de Justicia Penal, donde dos hombres que se desplazaban en una moto efectuaron de siete a ocho disparos esta madrugada contra una de las entradas. Y otra vez el hecho está relacionado con Los Monos: en ese edificio se llevó a cabo el histórico juicio contra la emblemática banda criminal y que terminó con fuertes condenas contra sus principales cabecillas. Incluso, desde el próximo 14 de agosto se harán allí las audiencias de apelación.

Otro atentado tuvo lugar este lunes, cuando Diego Germán Romero, un hombre que testificó hace cuatro años en contra de la banda narco más famosa de la Argentina, murió acribillado en Rosario.

La víctima había declarado hace un tiempo que la poderosa agrupación rosarina había ordenado un ataque en su contra por negarse a vender estupefacientes en uno de sus kioscos. No obstante, en febrero de este año cambió su declaración y aseguró que todo había sido armado por un juez. Anoche fue ultimado por dos personas que le dispararon al menos siete veces en plena calle, en la zona oeste de de la ciudad.

Seguí leyendo