Una pareja de jubilados fue hallada sin vida en su casa de la calle Scarpatti al 1.700, en Mar del Plata. Las victimas, identificadas como Oscar Luongo de 80 años y Mirta Falco de 81, fueron apuñaladas y los cuerpos fueron encontrados por uno de sus hijos.

Cuando el hijo de Luongo y Mirta llegó el martes por la tarde a la casa de sus padres, se encontró con que la puerta de la reja estaba abierta y la puerta de entrada a la casa estaba apenas cerrada y con las llaves del lado de adentro.

La Policía Científica pudo determinar que los cuerpo tenían heridas de armas blancas, y a su vez encontraron impactos de bala en el cielo razo de la cocina. Gracias a los familiares se puedo saber que el jubilado poseía un arma de fuego y según fuentes cercanas a la causa "es probable que el disparo haya sido efectuado por el dueño de la casa, para defenderse".

Por el momento los investigadores no pudieron determinar si en la casa había faltante de elementos de valor o joyas, por lo pronto en una de las habitaciones encontraron un gran desorden. Lo cierto es que el arma con la que se efectuó el disparo no se encontraba en el domicilio luego del hecho.