Material realizado por la Dirección de Comunicación audiovisual del Ministerio de Justicia de la Nación

En el marco de la reforma, el proyecto que modifica integralmente el Código Penal de la Nación elevará los plazos de las condenas para las causas de corrupción, principalmente para los delitos contra la administración pública. Estas conductas ilegales no solo están previstas para los funcionarios, sino también para las empresas privadas que participen en este tipo de delitos.

El enriquecimiento ilícito, el soborno transnacional y el cohecho son algunos de los delitos cuyas penas serán elevadas. Al mismo tiempo, se prevé la ampliación de casos en los que el Estado podrá decomisar los bienes que se obtuvieron tras hechos de corrupción.

Varias de estas iniciativas ya fueron plasmadas en proyectos aprobados por el Congreso. En noviembre del año pasado la ley que establece la Responsabilidad penal empresaria fue una de ellas. Antes de la vigencia de esta normativa, se castigaba por actos de corrupción empresariales a personas físicas, no jurídicas.

Seguí leyendo: