Una mujer de nacionalidad paraguaya está acusada de maltratar, sobremedicar y reducir a la servidumbre a una mujer con problemas psicológicos que se encontraba a su cargo. Fue detenida por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires en la localidad de Berazategui, partido de Quilmes.

Según precisaron fuentes policiales se quedaba con el dinero de la pensión y cobraba los alquileres que eran propiedad de la madre de la víctima, quien era sometida por su cuidadora a condiciones de vida infrahumanas.

La celadora fue denunciada por los vecinos que captaron las agresiones y aportaron las imágenes a la Policía Bonaerense. La víctima, de 58 años, se hallaba fuertemente medicada, era alimentada con comida en estado de putrefacción y dormía en un cuarto sin puerta ni ventana, al que había sido relegada para que la cuidadora sacara rédito y alquilara la casa donde vivían.

La detención fue realizada por la Policía de la Provincia de Buenos Aires
La detención fue realizada por la Policía de la Provincia de Buenos Aires

La víctima, que padece problemas mentales, se encontraba a cargo de la acusada desde que su mamá murió, quedando así como apoderada y única responsable que no sólo cobraba el dinero de su pensión sino que, además, recaudaba otro tanto correspondiente al alquiler de locales comerciales que eran propiedad de la mujer fallecida.

Los hechos comenzaron cuando los vecinos de la vivienda ubicada en calle 131 al 600 de Berazategui, captaron a la mujer paraguaya "retando" y agrediendo a su apoderada por el dinero que habría gastado en la compra de unos cigarrillos. En las imágenes, se muestra a la víctima recibiendo fuertes golpes en la cabeza por parte de la sospechosa.

La “cuidadora” le daba a su víctima comida en estado de putrefacción
La “cuidadora” le daba a su víctima comida en estado de putrefacción

Con el mencionado material, los efectivos de la DDI Quilmes montaron una investigación que permitió constatar dichas acusaciones. En tanto, se procedió a allanar el domicilio donde residían ambas mujeres, tomar registro de las condiciones deplorables en las que vivía la víctima y rescatar a la mujer, quien en momentos en que irrumpieron los agentes en el lugar se encontraba bajo el efecto de una fuerte medicación que reducía sus capacidades motrices.

En la casa, se incautó medicación (que sería suministrada por la imputada para disponer sobre la voluntad de la víctima), frascos de comida, alimentos en estado de putrefacción y otros elementos de interés para la causa. Interviene en la causa la UFI N°1 a cargo del Dr. Daniel Ichazo, del Departamento Judicial Quilmes.

SEGUÍ LEYENDO