Un efectivo de la policía de Mendoza fue detenido acusado de haber cometido cinco abusos sexuales y luego robar sus pertenencias a las víctimas.

Se trata de un hombre de 26 años que se desempeñaba desde hace cuatro años como auxiliar en un destacamento del departamento de Guaymallén, cercano a la capital provincial.

Los investigadores determinaron que el efectivo policial quedó acusado de cinco hechos delictivos: uno por abuso sexual gravemente ultrajante y robo agravado, tres por abuso sexual en tentativa y robo agravado y otro por privación ilegítima de la libertad y robo agravado.

El hombre fue apresado luego de que su ADN fuera comparado con el patrón genético de distintas pruebas recolectadas en los hechos, y diera positivo. Con esos resultados, los investigadores corroboraron que el auxiliar estaba involucrado en distintos abusos sexuales y robos agravados.

Los investigadores, además, por orden de la fiscal Virginia Rumbo, realizaron allanamientos en diferentes viviendas de los barrios Paraguay y 12 de octubre, donde secuestraron varios elementos vinculados a la causa, entre ellos los celulares de las victimas y otros objetos robados.

SEGUÍ LEYENDO: