La Policía bonaerense detuvo y liberó pocas horas después a un sospechoso por el crimen del colectivero en La Matanza. Fuentes judiciales adelantaron a Infobae que el hombre fue trasladado en carácter de aprehendido, pero al comprobarse que no tuvo nada que ver con el asesinato de Leandro Miguel Alcaraz lo soltaron.

Ahora los investigadores intentan localizar a un sospechoso que fue identificado por cuatro testigos del crimen.

Alcaraz, de 26 años, chofer del interno 103 de la línea 620, fue asesinado el domingo por la tarde por dos hombres que habrían subido al colectivo sin tarjeta SUBE.

Según los primeros testimonios que pudo recoger el personal policial, el chofer decidió llevar a los dos atacantes luego de que una mujer se ofreciera a pagarles el pasaje.

Cuando ambos decidieron bajar del colectivo, sin mediar palabra, efectuaron dos disparos y asesinaron a Alcaraz, que cumplía horas extra para sumar ingresos y poder tomarse el franco hoy, por el cumpleaños de su hija.

El caso se dio en medio de una fuerte interna sindical en la UTA y provocó denuncias cruzadas entre ambos sectores.

Luego del crimen, los compañeros de Alcaraz se movilizaron y realizaron protestas sobre la General Paz, que estuvo cortada durante ocho horas.

Cristian Ritondo, ministro de seguridad bonaerense, y Patricia Bullrich, la ministra nacional, fueron los primeros funcionarios en hablar de este caso.

El funcionario bonaerense dijo que por ahora no descartaron ninguna hipótesis. Patricia Bullrich agregó: "Puede haber alguna novedad importante que nos abra la posibilidad de entender otras cosas que pasan en el país. Dentro de pocas horas vamos a saber". Y agregó: "Es importante que entre todas las fuerzas de seguridad estemos todos los días en la calle".