Nicolás Pachelo, en el asiento del acompañante, junto a Marasco, al momento de ingresar al barrio privado
Nicolás Pachelo, en el asiento del acompañante, junto a Marasco, al momento de ingresar al barrio privado

Osvaldo Matías Marasco, sospechoso de ser cómplice en los robos a cinco casas del country Tortugas durante Semana Santa por ser el hombre que manejaba la camioneta en la que entró con identidad falsa Nicolás Pachelo, aseguró este viernes ante los fiscales que investigan el caso que él fue al barrio "solamente a jugar al golf". Y precisó que el también imputado como autor del crimen de María Marta García Belsunce lo engañó, al decirle que iba al barrio a visitar a su "hermanastro".

Marasco (39) e Iván Martínez (29), ambos detenidos desde el jueves, declararon este viernes en sus respectivas indagatorias que nunca supieron lo que hizo Pachelo durante las seis horas y media que estuvieron dentro del barrio privado. Explicaron que una vez que estacionaron el vehículo, ellos se fueron a jugar un torneo de golf y que volvieron a verse pasadas las 20 en el restaurante del lugar.

"No tuvimos nada que ver. Fuimos a jugar al golf, a Pachelo lo dejamos porque supuestamente iba a visitar a su hermanastro y nos volvimos a encontrar a la noche", explicó Marasco, dueño de la camioneta Dodge RAM con la que ingresaron al lugar a las 14.30 del jueves 29 de marzo pasado.

Según el relato de Marasco, Pachelo bajó y subió de la camioneta con dos bolsos. El hombre explicó que es empresario textil y que Martínez es su empleado (en negro), que además hace de caddy y juega con él al golf.

Osvaldo Matías Marasco conducía la camioneta en la que entró Pachelo al barrio Tortugas
Osvaldo Matías Marasco conducía la camioneta en la que entró Pachelo al barrio Tortugas

Marasco contó que ese día pasó a buscar a Pachelo por el Club Municipal de Golf porteño. Pero de acuerdo con lo que contaron a Infobae fuentes con acceso al expediente, no supo decir si lo llamó por teléfono ese día o ya habían quedado antes.

"Pachelo me dijo 'Che cuando vayas al Tortugas avisame que quiero ver a mi hermanastro', y como los jueves voy a jugar al golf le avisé", relató el sospechoso. Sin embargo, según consta en registros de ingreso del barrio, Marasco no es un habitué del golf de Tortugas.

Tanto Marasco como Martínez aseguraron que Pachelo estaba con un bolso tipo carry-on y otro de mano, e interpretaron que durante todo el jueves había estado en la casa del hermanastro. Pachelo, que tenía la entrada prohibida a Tortugas, presentó un DNI falso con el nombre de Nicolás Giménez Zapiola.

Cerca de las 20.40, tras esperar a Pachelo unas dos horas y finalmente encontrarse en el restaurante del golf, los tres salieron en la camioneta con el dinero y los objetos robados de las cinco casas. Según sus relatos de este viernes, Pachelo subió con los dos bolsos y los ubicó en los asientos traseros de la camioneta, pero nunca miraron lo que tenían. El guardia de seguridad de la salida de Tortugas revisó la caja de la Dodge, donde, según Marasco, "había 50 mil dólares en telas".

Nicolás Pachelo, tras ser detenido por los robos en el country Tortugas
Nicolás Pachelo, tras ser detenido por los robos en el country Tortugas

Luego, Marasco detalló que dejó a Pachelo en su casa del barrio porteño de Retiro y que no supo más de él hasta que vio en las noticias que había sido detenido.

Marasco y Pachelo, según contó el primero, se conocieron jugando al poker: "Nos veíamos en casas privadas y pegamos onda". Martínez, en tanto, contó que lo tenía "de vista" por la relación con su jefe.

Cuando los fiscales Martín Otero, María Inés Domínguez y Andrés Quintana, de la UFI 1 de Pilar, le preguntaron a Marasco a qué se dedicaba, contó que tiene distintas empresas con su padre, textiles y de calzados, en Argentina y en Paraguay y que les vende ropa a las fuerzas de seguridad de ambos países. "Tengo la libertad de jugar al golf, y soy un hombre de la noche, pero no me gustan ni el alcohol y las drogas", agregó.

Los investigadores indagarán en las comunicaciones telefónicas que pudieron haber tenido Marasco, Pachelo y Martínez. El juez Nicolás Ceballos tiene cinco días hábiles para determinar si mantiene a los tres sospechosos con prisión preventiva o les otorga la excarcelación, algo que este viernes pidieron los abogados defensores de Marasco y Martínez.

Iván Martínez, empleado de Marasco, otro de los detenidos
Iván Martínez, empleado de Marasco, otro de los detenidos

Las dudas de los investigadores se centran sobre todo en el rol de Marasco. La incógnita es si efectivamente el empresario conocía el plan de Pachelo. En el caso de Martínez, podría tratarse más de una situación de empleado cautivo de los antojos de su jefe. "Es evidente la sumisión de Martínez, pero eso no quita que no pueda tener responsabilidad", comentó una fuente del caso.

La coartada de Marasco no les cierra, aunque efectivamente estuvo jugando al golf toda la tarde. Pero mintió cuando dijo que era habitué del Tortugas, ya que no figura en los registros. Además, una imagen de una de las cámaras muestra su camioneta estacionada frente a la casa de una de las víctimas. El aseguró que los vigiladores del barrio le pidieron que estacionara ahí porque había una misa.

"Marasco tiene zonas grises", reconoció una fuente con acceso a la causa. Los investigadores quisieron saber por qué, enterados de la detención de Pachelo, no acudieron a los fiscales si no habían tenido nada que ver y pasaron cuatro días hasta que la Policía los detuvo. Martínez dijo que se asustó pero que no imaginaba que lo fueran a detener. Y Marasco admitió que no se asesoró y dijo que debería haberse presentado.

Los fiscales además constataron el robo en una quinta casa, tal como adelantó el jueves Infobae. Ahora, Martínez, Marasco y Pachelo están imputados por cinco hechos dentro del country.

Marasco, al momento de su detención
Marasco, al momento de su detención

En tanto, el miércoles la Justicia liberó al petisero Ernesto Fabián Domínguez (28), sobre quien al principio se sospechó que podía ser cómplice. "Dijo que no conoce a Pachelo y que ese día había salido a trotar", explicaron fuentes del caso, quienes le creyeron: "Era un perejil".

Los investigadores además creen que Pachelo no hizo inteligencia previa, sino que usó todo el tiempo que estuvo ese jueves en Tortugas para investigar y elegir cuidadosamente las casas a las que iba a entrar. "Tenía datos para saber quiénes viven en Tortugas pero no es que sabía concretamente de antemano lo que iba a hacer. Se movió muy tranquilo y sigiloso. Fue preparado con los bolsos", consideró una fuente del caso.

En las próximas horas los fiscales citarán a Pachelo para ampliar su indagatoria, a partir de que se le imputa un quinto robo. Y les mostrarán a las víctimas de los robos los relojes que la Policía le secuestró a Marasco en el allanamiento durante su detención.

Objetos incautados durante la detención de Pachelo: dos víctimas reconocieron sus relojes
Objetos incautados durante la detención de Pachelo: dos víctimas reconocieron sus relojes

Hasta ahora, dos víctimas reconcieron sus relojes entre los objetos que tenía Pachelo cuando fue detenido. Entre las víctimas de los robos figuran Jaqueline Ducoté, Lote 472 –hermana del intendente de Pilar, Nicolás Ducoté–; el banquero Arturo Luis Piano, Lote 253; Sol Bunge, Lote 423, y el empresario gastronómico Osvaldo Horacio Brucco, Lote 329.

De una casa se llevaron dos cajas de seguridad con $5.000, 500 dólares y una barra de oro de 100 gramos, alhajas y un reloj Rolex. En otro domicilio, con la caja fuerte se llevaron una pistola Glock calibre .40, dos cargadores, 22 municiones del mismo calibre, documentación del arma, acciones de varias empresas, joyas, anillos de oro y brillantes, brazaletes de oros, cadenas, cadena de oro con brillantes de color rojo, y entre 35.000 a 42.000 euros. En la tercera casa, se llevaron la caja de seguridad con $4.000, 800 dólares y joyas. Algunas versiones indican que los montos serían millonarios, pero fuentes con acceso al expediente aclararon a este medio que lo informado es lo declarado por las víctimas.

Seguí leyendo: