No hubo heridos luego del ataque
No hubo heridos luego del ataque

La ciudad mendocina de Junín fue escenario de un violento episodio que involucró a varios chicos, armas y una vivienda usurpada. Ocurrió ayer durante las primeras horas de la madrugada, cuando cinco hombres irrumpieron a los tiros en una casa en la que viven 19 personas, de las cuales 13 son menores de edad.

De acuerdo con las primeras informaciones, los agresores portaban pistolas, escopetas y armas "tumberas" e ingresaron mientras los habitantes del lugar descansaban. Sin mediar palabra, los agresores efectuaron una gran cantidad de disparos y, minutos después, huyeron en tres autos que esperaban en las inmediaciones de la vivienda tomada.

Las víctimas del violento ataque fueron dos mujeres de 52 años, un hombre de 32, otra mujer de 26, una joven de 21, un joven de 18 y otros 13 chicos. De milagro no se registraron heridos. Luego de dar aviso al 911, los habitantes de la vivienda dieron detalles de los agresores y sostuvieron que son conocidos con quienes tienen problemas hace mucho tiempo.

Las autoridades lograron identificar a casi todos los atacantes y montaron un gran operativo de búsqueda. Según precisaron, la banda está integrada por "Luqueño", "El Mono", "El Chiquito", el "Gordito Nico" y otro más cuyo alias aún se desconoce.

En la casa, luego de la balacera, hallaron cartuchos de escopeta calibre 12, vainas de pistola calibre 22 y hasta perdigones enganchados en las frazadas que cubrían las aberturas de las ventanas. Un móvil policial de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) quedó de consigna durante toda la noche por temor a que se volviera a repetir el ataque.

SEGUÍ LEYENDO: