El cabo Pablo Gabriel Ferreyra Roque regresaba a su casa tras su jornada al servicio de la Policía de la Ciudad, pero nunca llegó a su destino. El efectivo fue ultimado de un balazo en la cabeza este miércoles tras tirotearse con tres delincuentes en el barrio porteño de Villa Lugano.

El asesinato ocurrió en avenida Castañares al 4000, entre Escalada y Asturias, entre el predio del Instituto Superior de Seguridad Pública y el Parque Indoamericano, en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuentes policiales indicaron que el ataque de los malvivientes tenía como fin robarle la moto al cabo Ferreyra Roque, quien en ese momento se encontraba de civil. El hombre se resistió, pero un certero tiro en el cráneo terminó con la vida del efectivo de 32 años.

La moto en la que circulaba el cabo asesinado
La moto en la que circulaba el cabo asesinado

"Trataron de robarle el motovehículo al personal policial, que según testigos repelió el hecho pero fue herido en el cráneo", precisaron los portavoces de la Policía de la Ciudad.

En tanto, los asaltantes escaparon sin robar la moto de la víctima y hasta esta noche eran intensamente buscado por personal policial, agregaron los voceros consultados.

Según las fuentes, el cabo asesinado prestaba servicios en la Unidad de Prevención Barrial de la Policía de la Ciudad abocada al patrullaje y la vigilancia en los barrios más densamente poblados como la Villa 31, Villa 31 bis, Villa 15, Villa 20 y Villa 21-24.

Con información de Télam y DyN