Familiares de un hombre que murió en el hospital Oller de San Francisco Solano ocasionaron serios destrozos en el nosocomio tras enterarse del fallecimiento.

Los médicos habían pedido un traslado a otro hospital para que el paciente recibiera una atención más seria, dado que la institución en la que permanecía es un hospital materno-infantil y solo cuenta con una guardia para adultos. En la madrugada, cerca de las 5 de la mañana, la situación empeoró: el hombre tuvo un infarto que los médicos alcanzaron a reanimar, pero luego tuvo otro paro cardíaco y, finalmente, falleció.

Tras lo sucedido, los médicos informaron a los familiares que el hombre, Gastón Alejandro Gómez (38), había fallecido como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, producto de una taquicardia. Tras esto, los familiares y allegados comenzaron a agredir al personal médico, incluyendo al profesional de turno y a una enfermera. Los atacaron a golpes y empezaron a destrozar las inmediaciones.

"Luego vino el vandalismo, eran como veinte personas dentro de la sala de shock room", manifestó la enfermera, que agregó: "Nos corrieron, rompieron todo". Una de esas personas era el hermano del difunto, que sufría de diabetes. Él se descompensó producto de la magnitud de la violencia y las sensaciones que tenía tras recibir el anuncio del fallecimiento de su familiar. Fue atendido y trasladado al hospital de Quilmes.

Sara, la enfermera, declaró que uno de los familiares "tenía el alcohol en una mano y en la otra un encendedor". "Nos amenazaban con prendernos fuego mientras lo atendíamos", agregó.

(@ayalagustavo22)
(@ayalagustavo22)

Uno de los enfermeros contó que todo el personal de guardia fue agredido, pero uno recibió un fuerte golpe en la cabeza. "Nos agredieron a todos pero un compañero recibió la peor parte. Por suerte estamos bien, pero pudo ser una tragedia. Por el momento la guardia de adultos no va a funcionar al público", detalló.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) repudió los hechos de violencia ocurridos en la guardia del hospital y exigió mayor seguridad a los gobiernos provincial y municipal.

"Esta situación pone en evidencia la falta de medidas preventivas en los hospitales y centros de salud en donde las y los trabajadores estamos expuestos, incluso, a perder la vida en una guardia", alertó CICOP a través de un comunicado.

LEA MÁS: