Una oficial de la Policía Bonaerense que permanecía en grave estado murió este lunes tras haber sido baleada por delincuentes que le robaron el auto en el partido bonaerense de Quilmes.

El incidente se produjo el miércoles por la noche en la intersección de las calles 899 y 804, de ese distrito y tuvo como víctima a la oficial inspector Abigail Álvarez, quien se desempeñaba en la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Plata.

Todo comenzó cuando la oficial llevó a su casa con su auto, un Ford Fiesta Kinetic, a un compañero de la fuerza en el momento en que en la zona se producía un corte de luz.

La mujer policía se despidió de su compañero, que entró en la vivienda, y en ese momento aparecieron dos individuos con claros fines de robo.

La oficial se resistió al asalto y su compañero, desde el patio del frente del domicilio, dio la voz de alto, por lo que se originó un violento tiroteo en el que se realizaron una decena de disparos. Uno de los tiros le dio a Álvarez en la zona intermedia entre el pecho y el cuello.

Según se pudo ver en las imágenes registradas en las cámaras de seguridad de la zona, los asaltantes se escaparon en el auto de la mujer, aparentemente escoltados por otro vehículo que estaba de apoyo.

La oficial herida fue llevada en el auto de un vecino que también es policía al Hospital de San Francisco Solano, donde fue operada durante la madrugada, y luego fue trasladada en helicóptero al Hospital Churruca, de la Ciudad de Buenos Aires, donde finalmente murió.

Según el informe oficial, Álvarez había recibido un disparo que ingresó por el cuello, fue al pulmón derecho, salió por el tórax, y pasó a apenas unos milímetros de la aorta.

El auto de la policía baleada fue hallado unas horas más tarde en Lynch y 175, de la localidad de Bernal, totalmente incendiado.

Por el hecho, dos personas de 24 y 27 años quedaron detenidas, sospechadas de participar en el robo y el crimen de la oficial Álvarez.

LEA MÁS