Dolor y reclamo de justicia en el último adiós a Araceli Fulles

El cortejo funebre partió esta mañana rumbo al cementerio de San Martín donde descansarán los restos de la joven. “No se por qué se ensañaron tanto”, dijo Ricardo Fulles en referencia a los acusados por el crimen de su hija, que serán indagados esta tarde

Familiares y amigos de Araceli Fulles velaron esta mañana los restos de la joven de 22 años que estuvo desaparecida desde principios de abril y cuyo cuerpo fue encontrado ayer. Luego un cortejo funebre partió rumbo al cementerio de San Martín.

El velatorio se lleva a cabo desde las 20 de ayer en las instalaciones de la cochería Santa Lucía, en la calle Almeyra 3441 de la localidad de San Martín.

Frente a la gran cantidad de gente que se acercó para despedirse de la joven, la policía autorizó que se corte la calle.

"Tenemos tristeza en el alma", dijo Ricardo Fulles, el padre de la joven, que habló con los medios durante el velorio de su hija. "No se por qué se ensañaron así", agregó.

Ademas, se mostró disconforme con la actuación de la fiscalía y dijo que le gustaría conocer a las vecinas que denunciaron el paradero de Darío Gastón Baradacco, el principal acusado por el crimen, que fue detenido ayer en la villa 1 11 14.

Nancy y Vanesa, vecinas del barrio de Flores, identificaron al sospechoso y dieron aviso a la policía.

Esta mañana, Baradacco fue trasladado a la fiscalía de San Martín, donde será indagado al igual que los otros seis detenidos sospechados de participar en la muerte de la joven.

Según relató Nancy, Darío Badaracco "andaba solo como loco, drogado, como perdido; andaba con una bolsa en la mano, todo sucio".

Los testigos también afirmaron que el prófugo no intentó escaparse ni se resistió al arresto. "La Gendarmería lo puso contra la pared y no dijo nada", dijo la testigo.

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR