Los dos hombres sospechados de haber asesinado a dos adolescentes y herir a otras dos a la salida de un boliche en Florencio Varela no fueron reconocidos por los testigos, según informaron este lunes fuentes judiciales.

Ni Luis Weiman, el vigilador privado de 36 años detenido y acusado de "doble homicidio gravado" y "lesiones graves", ni Adrián Abraham, de 31, acusado de ser su cómplice, fueron identificados por las tres personas como quienes dispararon contra las cuatro adolescentes.

Sabrina y Denise, las dos jóvenes asesinadas en la masacre
Sabrina y Denise, las dos jóvenes asesinadas en la masacre

"La rueda de reconocimiento fue negativa", confirmó a la prensa Antonio Solivaret, abogado de Weiman, y adelantó que su defendido recuperará la libertad.

El trámite judicial había sido solicitado por las fiscales Mariana Bongiovanni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela, y Mariela López, de la UFI de Violencia de Género de Quilmes.

El letrado afirmó que ninguno de los tres testigos ubicó a Weiman y a Abraham en el lugar del ataque a las cuatro adolescentes, dos de las cuales fueron asesinadas.

A la salida de la fiscalía descentralizada de Florencio Varela, Solivaret ratificó que Weiman "no estuvo" en la escena del crimen, y dijo que no tiene "ni idea" quién y por qué motivos disparó contra las adolescentes.

El lugar donde fueron baleadas las cuatro adolescentes
El lugar donde fueron baleadas las cuatro adolescentes

Weiman fue detenido pocas horas después de haberse perpetrado el ataque y después de que el tío de una de las víctimas mortales lo acusó de "acosarla desde hace tiempo".

En tanto, Abraham fue vinculado al caso, aunque no detenido, tras una serie de allanamientos en los que la policía detuvo a otro hombre por poseer una pistola del mismo calibre que la utilizada en el ataque a las adolescentes.

"No entiendo por qué me están involucrando. A todas las conocía del barrio, cuando yo salía las cruzaba a las chicas, hablaba normal, como cualquier otro", dijo Abraham a la prensa al retirarse de la fiscalía.

Abraham aseguró, además, que la noche del ataque estaba en otro boliche y no donde fueron asesinadas dos adolescentes y heridas otras dos.

El ataque fue perpetrado la madrugada del 4 de febrero cuando un hombre disparó contra un grupo de adolescentes a la salida del boliche Santa Diabla, en Florencio Varela.

Sabrina Barrientos, de 15 años, y Denise Juárez, de 17, murieron en el acto, mientras que otras dos adolescentes fueron trasladas a los hospitales Mi Pueblo y El Cruce, ambos de Florencio Varela, en estado grave.

LEA MÁS