Pesadilla en City Bell: entraron a robar a su casa y lo torturaron durante una hora

Tras torturarlo, los ladrones se llevaron todo lo que había en la casa del joven
Tras torturarlo, los ladrones se llevaron todo lo que había en la casa del joven

Era una noche como cualquier otra. A las 19:30, Bautista, un joven de 23 años, descansaba en su casa del Barrio Savolia de City Bell, en el partido de La Plata. Se levantó de la cama para ir al living y en ese momento advirtió la presencia de un intruso. Luego supo que lo acompañaban otros cinco. Durante los 60 minutos que siguieron, Bautista fue sometido a toda clase de castigos físicos y psicológicos.

"Fue un calvario", definió la víctima. Los seis delincuentes ingresaron a su domicilio a través de una ventana que no tiene medidas de seguridad y se cree que la banda esperaba que el dueño estuviera ausente. De hecho, al joven se lo encontraron de casualidad.

Apenas lo vieron, los ladrones le pidieron tranquilidad. Bautista asegura que nunca se quiso resistir. Sin embargo, su colaboración no fue suficiente para escapar de los ataques. "Me pidieron plata, cien mil dólares que supuestamente había acá. Y repetían que los había mandado alguien que les dio ese dato", contó en diálogo con El Día.

A Bautista lo agredieron con lo que encontraron: un cajón de madera, un sable y un cuchillo de cocina fueron algunos de los elementos que utilizaron.

Lo acercaron a la estufa hogar y le dijeron que lo iban a quemar vivo con alcohol

El joven tuvo que soportar que le ataran las manos, le serrucharan un dedo hasta que sangró y amenazaran con degollarlo. También lo acercaron a la estufa hogar y le dijeron que lo iban a quemar vivo con alcohol.

El maltrato tuvo también su dimensión psicológica. "Si uno me decía de ir a revisar un cuarto para buscar plata, iba con él. Pero aparecía otro que me había dicho que me quedara quieto, me reclamaba por eso y me volvía a pegar", relató.

Mientras algunos sometían al chico, otro grupo registraba y destrozaba su casa. "Se turnaban entre ellos", explicó la víctima. El calvario se prolongó hasta cerca de las 20:30, cuando los delincuentes decidieron escapar.

Dijo el joven que se llevaron todas sus posesiones: una tablet, una cámara de fotos, electrodomésticos, dos mil dólares, armas de colección y un iPhone.

Sin detenidos, los agentes de la comisaría de la jurisdicción trabajaban para localizar a los responsables.

LEA MÁSMurió el chico que se disparó en la cabeza porque le decían "Obama"

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos