Un policía de 23 años intentó evitar un robo y lo acribillaron por la espalda