Motomami argentina: TAYHANA, la productora de Rosalía que nació en Santa Cruz y sueña con trabajar con Shakira

La música y DJ habló con Infobae sobre su rol en el disco más aclamado del año, el machismo en la industria y su admiración por M.I.A. y Jennifer López.

TAYHANA, de Santa Cruz al planeta Motomami (foto: Trinidad Valcarce)
TAYHANA, de Santa Cruz al planeta Motomami (foto: Trinidad Valcarce)

El 18 de marzo se estrenó “Motomami”, el tercer disco de estudio de Rosalía. Entre memes, el hype y quienes ya decretaban la muerte de su carrera por el mal recibimiento de un fragmento de “Hentai” adelantado en TikTok, el álbum comenzó su camino mediático y, dejando a un lado la crítica integral del trabajo, un hecho llama la atención: CUUUUuuuuuute, el tema 12, está coproducido por la argentina Tayhana.

Productora y DJ nacida en la ciudad patagónica de Caleta Olivia, TAYHANA vive desde hace varios años en México con su novia, tras irse del país por motivos económicos y con la idea de construir un futuro que le permitiera vivir de la música.

Su sonido remite a lo tribal, al exorcismo; en sus sets ronda una sensación de despojo e invitación al ritual, ese que toda buena fiesta debería tener. Sus beats se debaten entre lo oscuro del trance de bandas como The Knife con la algarabía fiestera del reggaeton y la cumbia. En ese contraste hardcore latino pueden encontrarse samples de Ricky Martín o Chayanne e incluso Sting. La apuesta de esta santacruceña es bien rica, un aire afilado que rompe las barreras de ese reggaeton mainstream que parece ser el único válido en las plataformas actualmente.

Tranquila, con una cama de fondo, Tayhana responde las preguntas de Infobae de una manera clara y firme, con la misma solidez con que arremeten sus beats.

-¿Cómo fue el proceso de “CUUUUuuuuuute”? ¿Llegaste a contactar directamente a Rosalía o le llegó tu beat por alguien más?

-Estaba de vacaciones en Caleta Olivia con mi familia y NAAFI [No Ambition And Fuck-all Interest, el sello mexicano fundado en 2010 con el que trabaja] me avisó que Rosalía estaba convocando a productores para su disco. Pasé días enteros trabajando, durante la hora de la siesta me ponía a revisar demos, carpetas y todo mi trabajo.

Envió su beat y a la semana recibió la noticia: Rosalía estaba encantada con lo que había escuchado y pensaba usarlo para su próximo disco. Idas y vueltas, sea por tiempos de producción o decisiones de la disquera que excedían sus deseos, Rosalía venía trabajando con “Motomami” hacía un tiempo y parecía que el tema de TAYHANA iba a quedar afuera. Pero a fin de 2021, la argentina recibió un llamado informándole que “CUUUUuuuuuute” formaría parte del álbum.

El increíble recibimiento que recibió la canción vinieron acompañadas de algo más que camaradería artística: Rosalía la incluyó en los créditos de la canción como productora y la nombra cada vez que tiene oportunidad en las notas que viene dando por el lanzamiento del disco.

TAYHANA colaboró en "CUUUUuuuuuute", una de las canciones más interesantes de "Motomami" (foto: Trinidad Valcarce)
TAYHANA colaboró en "CUUUUuuuuuute", una de las canciones más interesantes de "Motomami" (foto: Trinidad Valcarce)

Sobre la búsqueda del beat hay una historia de exploración e inconformismo. TAYHANA usó micro samples de discos de Scola do Samba comprados en un viaje a San Pablo (parte de su materia prima se combina con una de sus actividades favoritas: comprar discos piratas cada vez que viaja, de esos que vienen en un sobre de plástico y se venden en la calle o el tren). Su idea es jamás estar cómoda con su propuesta, siempre cambiar y, por mucho que cueste, no caer en lo que pide el mainstream. Por eso quiso componer un beat que rompa, que incomode y no sea lo que la mayoría esté acostumbrado a escuchar, y que haga que todes vayan a averiguar quién está detrás del tema.

Posiblemente en 5 años ese sonido de batucada brasileña lo estén haciendo todes. TAYHANA sabe que para ese momento otro sonido será el que le interese.

-Creo que uno de tus mayores logros es haber construido un sonido propio. Al escuchar “Motomami”, sin saber de antemano cuál era la canción que produjiste, fue muy fácil identificarla.

-Sí. Es que la mayoría de la gente cuando piensa en América Latina, imaginan personas que están siempre felices, pasándola bien. Pero a mí me interesa conectarme con el otro lado, porque nuestra historia también es otra: es una historia de migración, de crisis... Me identifico más con esa historia de violencias.

Y en los contrastes se logra lo más interesante. Es que ese sonido aguerrido también tiene su costado amoroso. Desde hace algunos años, TAYHANA está al frente de “La hora romántica con Tayhana”, un programa radial donde pasa una selección de los temas más melosos. Del estudio de Onda Mundial y de forma intermitente ahora el ciclo cambió de sede y nombre: lo hace para Movement.radio, una radio internacional con base en Atenas, producida por Onassis Stegi y responde a Sensual Club. En su espacio pasa cumbia santafesina (interesante imaginar la reacción durante una hora de transmisión al público griego), cumbia sonidera, rkt chill y aún quedan un par de programas para ofrecer algo del ecléctico e infinito menú latino.

Antes de irse de Argentina, TAYHANA formó junto a un grupo de amigues Hiedrah, un colectivo que busca que la pista de baile sea un espacio político. Un lugar valioso y cada vez más necesario. Se fundó en 2013 como una fiesta pequeña que de a poco comenzó a ganar visibilidad y hoy es un nombre conocido en la movida nocturna. Su statement defiende las disidencias y propone el club con una mirada política. En Hiedrah hay artistas, DJs y productoras con base en Buenos Aires y una proyección que transita diversos lugares de la región.

En su nuevo disco, Rosalía experimenta con sonidos cercanos al hip-hop y al rap, alejándose del flamenco y la música urbana comercial.
En su nuevo disco, Rosalía experimenta con sonidos cercanos al hip-hop y al rap, alejándose del flamenco y la música urbana comercial.

De un tiempo a esta parte, TAYHANA se ha distanciado de Hiedrah y explica que no quiere levantar ninguna bandera más que la propia (“solo quiero hacerme cargo de lo mío, soy bastante amoral”): la que aboga por más mujeres en la música. Repite que está cansada de que para meterse en la industria haya que pedirle permiso a los hombres heterosexuales, o haya que nombrarlos (“cuando en realidad apenas te enseñaron cómo instalar un programa en la computadora”). No quiere seguir trabajando con hombres heterosexuales, dice, y desea que más mujeres salgan de las bandejas de DJ y se animen a ser productoras también, e incluso desde lo corporativo (“donde vas a una reunión y todos son chabones”).

-Después de haber trabajado con Rosalía y habiendo cumplido algunos sueños como trabajar con Linn da Quebrada. ¿Cuáles serían tus producciones soñadas?

Pensando en grande: quiero grabar con M.I.A, Shakira y Jennifer López. Lo máximo.

-¿Querés nombrarnos alguna artista que no sea tan conocida y te gustaría que la gente escuche?

Aggromance, que tiene una sensibilidad parecida a la mía. También Badsista en Brasil.

-La DJ Ela Minus decía en una nota que dió hace unos días que tiene suerte de ser latina porque los estadounidensen la ven como algo distinto, y en cambio acá sería una más haciendo electrónica. Creo que es importante analizar el panorama en relación a cómo pensamos un género como el reggaeton, que pasó de lo marginal a volverse global y mainstream y lamentablemente ese que acabó pegándose está cada vez más colonizado.

Sí, es que justamente el reggaeton pop de hoy que más suena acaba haciéndose acorde a las demandas de Estados Unidos, es más blanco.

Para terminar la entrevista, Tayhana se asegura de dejar claro su mensaje: estar incluida dentro del equipo creativo de uno de los discos más escuchados del año no sólo la favorece a ella profesionalmente: ese logro quiere que sirva para que otras mujeres que aún estén al margen, ya sea por temor o estar relegadas a las decisiones arbitrarias de un hombre, logren salir a mostrar lo que hacen.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR